Loader
Alimentación balanceada

Qué comer si tienes fatiga crónica

Este síndrome, también conocido como encefalopatía miálgica, presenta una serie de características, tales como: cansancio extremo, dolor de cabeza y pérdida de memoria, entre otros

  • Por El Universal / GDA
  • 28 AGO. 2018 - 09:59 AM
Photo
La dieta para las personas diagnosticadas con esta condición deben tener horarios establecidos de comida. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El síndrome de fatiga crónica encefalomielitis miálgica (SFC/EM), también conocido como encefalopatía miálgica, presenta una serie de características, tales como: cansancio extremo, dolor de cabeza y pérdida de memoria, entre otros.

A pesar de que no existe un tratamiento, sí hay recomendaciones que aconsejan seguir. Entre ellas se encuentra mantener una alimentación balanceada, así como ingerir suplementos vitamínicos. En primer lugar, la dieta para las personas diagnosticadas con SFC/EM deben tener horarios establecidos de comida.

Además se recomienda la ingesta regular de líquidos pues la buena hidratación es sumamente necesaria. Ahora bien, se aconsejan incrementar los ácidos grasos, el omega 3 y las vitaminas A, C y E.

De acuerdo con la experta en nutrición Fernanda Alvarado hay que ingerir suplementos vatamínicos preescritos por un profesional de la salud. La siguiente lista de alimentos son ricos en los nutrientes señalados; cabe resaltar que deben ser frescos:

  1. Semillas de hemp (cáñamo): Son ricas en minerales, tales como: magnesio, zinc, calcio y hierro, además de una amplia presencia de vitamina E. De acuerdo con nuestra experta en nutrición, las semillas de hemp son la mayor fuente de aminoácidos, más que cualquier otra planta.
  2. Salmón: Por ser rico en omega 3, vitamina A y vitamina D es esencial en la dieta de las personas diagnosticadas con este síndrome; además ayuda a disminuir los niveles de colesterol.
  3. Zanahoria: Aporta betacarotenos, mejora la salud y ayuda con el cansancio es por ello que sirve para el síndrome de fatiga crónica.
  4. Brócoli: Contiene una gran variedad de nutrientes pues aporta calcio, magnesio, hierro y vitaminas del grupo A y C.
  5. Pollo: De acuerdo con Fernanda Alvarado, el pollo se caracteriza por ser fuente de proteínas y vitamina B12.
  6. Maní: A igual que el aguacate y el aceite de oliva, brinda vitamina E que ayuda a reparar el tejido de las células. Y, en el caso de las personas diagnosticadas con el síndrome de fatiga crónica, ayuda a disminuir el dolor muscular.
  7. Tomates: Son ricos en vitamina A y C y en minerales como el potasio y el magnesio.
  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba