Loader
Efecto negativo

La OMS clasificará el trastorno por videojuegos como un problema mental

Los números que intentan dimensionar a los videojugadores que sufren algún tipo de trastorno conductual varían de entre un 0.2% hasta los que estipulan que uno de cada cinco sufriría el problema en algún grado

  • Por El Mercurio / GDA
  • 22 DIC. 2017 - 12:33 PM
Photo
El uso excesivo de videojuegos puede generar efectos adversos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Los números que intentan dimensionar a los videojugadores que sufren algún tipo de trastorno conductual varían de entre un 0.2% hasta los que estipulan que uno de cada cinco sufriría el problema en algún grado.

"Desde hace años que los especialistas han detectado que la tecnología, donde se incluyen los videojuegos, causan algún grado de adicción con síntomas similares, por ejemplo, a la ludopatía", dice Juan Pablo Westphal, psicólogo del centro de salud mental de la Clínica Santa María.

De ahí que la Organización Mundial de la Salud (OMS) esté considerando el trastorno por videojuegos como una enfermedad mental. Así lo dio a conocer la revista "New Scientist", que reveló que sería incluido por primera vez en su Clasificación Mundial de Enfermedades, cuya última actualización fue realizada por la OMS en 1990 y que tendrá una nueva versión en 2018.

En los últimos 10 años, el organismo ha estudiado los trastornos conductuales que provoca la tecnología, y, en específico, los videojuegos. "Al considerarlo para el manual hay todo un trabajo previo de la OMS. Se realizan rigurosas investigaciones psiquiátricas para determinar cuáles son los síntomas que pueden determinar un cuadro de este tipo", aclara Westphal.

Si bien su definición aún podría sufrir cambios, la OMS caracteriza este cuadro con tres aspectos esenciales. El primero es que la persona no pueda controlar el impulso de iniciar la actividad, tampoco su frecuencia, duración, el momento de terminar de jugar, ni tener conciencia del contexto en que se hace.

El segundo es priorizar los videojuegos por sobre otras actividades cotidianas, incluso vitales (como alimentarse). Y el último es que estas conductas se acrecienten o se mantengan a pesar de tener efectos negativos en el individuo.

Planes preventivos
"Los profesionales de la salud deben reconocer que el desorden de juego puede tener graves consecuencias para la salud", dijo Vladimir Poznyak, del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS. "La mayoría de las personas que juegan videojuegos no tienen un trastorno, al igual que la mayoría de las personas que beben alcohol tampoco lo tienen. Sin embargo, en ciertas circunstancias, el uso excesivo puede generar efectos adversos".

Para Westphal, es muy importante que la OMS considere este trastorno, ya que "le da visibilidad a un tema muy actual. Esto debería llevar a los gobiernos a trabajar en estrategias y políticas tanto educativas como preventivas en el área de la salud mental".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba