Loader
Iniciativa comunitaria

Impacta Medicina Urbana

En el 2008, el doctor José Luis Oliver Sostre, facultativo de la Universidad Central del Caribe, y grupo de estudiantes de primer año se unieron bajo una misma visión: impactar comunidades con servicios médicos limitados mediante la compasión humana y el trabajo arduo en equipo

Photo
Estudiantes de la Universidad Central de Caribe, miembros de la iniciativa Medicina Urbana junto a la doctora Antonia Coello de Novello. (Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Históricamente, los pueblos de la montaña han tenido múltiples retos entre los cuales se encuentra el acceso a los servicios de salud y bienestar. Esta realidad se hizo más evidente luego del paso del huracán María y dejó q plena vista las disparidades y las necesidades de los pacientes del área.

Por ello, el trabajo realizado por entidades y organizaciones sin fines de lucro ha probado ser una de las maneras más eficaces para alcanzar a esta población, la cual, demográficamente hablando, ha envejecido y presenta un perfil de salud en el que las enfermedades crónicas y los problemas de salud mental se agudizan por la soledad y la imposibilidad de tener las comodidades básicas.

Con esto en mente es que, en el 2008, el doctor José Luis Oliver Sostre, facultativo de la Universidad Central del Caribe, y un grupo de estudiantes de primer año de medicina de la misma universidad se unieron bajo una misma visión comunitaria: impactar comunidades con servicios médicos limitados mediante la compasión humana y el trabajo arduo en equipo.

La oportunidad que presentaba poder practicar sus destrezas clínicas y aprender del paciente, llegando a conocer sus preocupaciones, sus historias y sus sueños, fue de gran motivación. Les inspiraba la idea de ayudar a transformar su comunidad en una donde las personas sin hogar dejaran de ser percibidas como seres invisibles. Este grupo de estudiantes hicieron realidad esta visión y la llamaron Medicina Urbana, explica Jorge A. Irizarry Caro, vicepresidente de la organización universitaria.

La misión de Medicina Urbana es ofrecer servicios de salud pública a comunidades marginadas, tanto en Puerto Rico como en el exterior. Las clínicas de Medicina Urbana surgen de propuestas de intervenciones comunitarias hechas por los estudiantes de medicina de la UCC y de colaboraciones con otras entidades de servicio comunitario”, señala el estudiante de tercer año, quien comenzó a participar activamente de esta organización tras el paso de María. Añade que el objetivo principal de la organización es impactar positivamente la calidad de vida de la comunidad mediante la educación y la prevención, fomentando la salud con un enfoque holístico en las áreas de nutrición, ejercicio, información sobre la salud sexual, información sobre vacunas y pruebas de cernimiento, así como servicios básicos de salud (historial médico, presión arterial, glucosa, colesterol y examen físico).

A la vez, dice Irizarry, esta iniciativa permite a todos los estudiantes de la Escuela de Medicina de la UCC participar de forma voluntaria de una experiencia de ambiente clínico, promoviendo su desarrollo profesional y humano desde una perspectiva integral y humanista.

Colaboración en Utuado

El joven estudiante expone que la colaboración de Medicina Urbana en el pueblo de Utuado se dio luego del huracán María y contó con el insumo de una estudiante medicina, oriunda de dicho pueblo, que ayudó a identificar las áreas más afectadas para planificar las clínicas iniciales, que se llevaron a cabo en las comunidades de El Guano, Sabana Grande, Arena, Caguana y Ángeles.

En las cuatro clínicas se enviaron brigadas a las distintas comunidades, se atendieron un total de 770 pacientes y se entregaron suministros, alimentos, productos de higiene, agua y juguetes para niños. Estas clínicas se llevaron a cabo en colaboración con Alas a la Mujer, PACIV, ASSMCA, la Guardia Nacional, la doctora Sharon González, la doctora Astrid Gandarilla y la Fundación Roselyn Sánchez”, abunda Irizarry, quien agrega que, como fruto de esta gestión, surgió un interés por parte de Medicina Urbana de continuar proveyendo servicios médicos a comunidades desventajadas del pueblo de Utuado.

“Es de esta forma que comienza la actual colaboración entre Medicina Urbana y la Corporación de Servicios de Salud Primaria y Desarrollo Socioeconómico El Otoao (COSSAO), por sus siglas en español, ubicado en el barrio Mameyes”, indica, al mencionar que visitan las comunidades mensualmente y que, el año académico 2017-2018, sirvieron a 1,700 pacientes.

Comprendiendo cabalmente la importancia de las alianzas y del trabajo colaborativo, Irizarry menciona que Medicina Urbana cuenta con el apoyo de varios grupos de interés a nivel institucional que le permitirán ampliar sus servicios y promover la educación y la prevención para impactar la salud pediátrica, adulta y geriátrica. También busca poder establecer nuevas alianzas que le permitan llevar ese espíritu de progreso, solidaridad y compasión a un mayor número de personas, dice Irizarry, quien invita a las personas interesadas en colaborar con Medicina Urbana a comunicarse con la organización escribiendo medicinaurbana@uccaribe.edu o visitado su página web: medicinaurbana.uccaribe.org. También pueden acceder su página en Facebook bajo la clave: medicina.urbanaUCC.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba