Loader
Buen control

Ejercicio regular y dieta logran evitar el consumo de antihipertensivos

Si bien hay un factor hereditario, factores asociados al estilo de vida son en gran parte responsables de la hipertensión

  • Por El Mercurio / GDA
  • 12 SEP. 2018 - 06:00 AM
Photo
El ejercicio físico regular favorece la baja de presión arterial porque tanto el músculo cardíaco como el músculo esquelético se entrenan. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Solo 15% de las personas que hicieron estos cambios necesitaron fármacos al cabo de 16 semanas, en comparación con casi 44% de los que no cambiaron su estilo de vida.

Una dieta baja en sal, grasas y azúcares, y ejercicio regular tres veces por semana pueden ser el mejor remedio para reducir la hipertensión. Así lo demostró un estudio presentado este fin de semana en las Sesiones Científicas de Hipertensión 2018, realizadas en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense del Corazón.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill adelantaron los resultados de un estudio con 129 hombres y mujeres de entre 40 y 80 años, con sobrepeso u obesidad y presión alta (sistólica de 130 a 160 mmHg, y diastólica entre 80 y 99 mmHg).

El 53% de los participantes cumplía con criterios para tomar antihipertensivos, pero ninguno estaba consumiéndolos. Las personas se dividieron en tres grupos y durante 16 semanas uno de ellos siguió una dieta DASH, diseñada para bajar la presión, tuvo consejería sobre estilo de vida saludable y realizó ejercicio aeróbico supervisado tres veces por semana.

Un segundo grupo solo cambió su dieta por la DASH con apoyo de nutricionista, y el tercer grupo no hizo cambios de dieta ni ejercicio.
Al cabo de cuatro meses, las personas del primer grupo habían perdido en promedio 8.5 kilos y su presión se había reducido en promedio 16 mmHg la sistólica y 10 mmHg la diastólica. Solo 15% de ellos necesitó antihipertensivos al finalizar el estudio.

El grupo que solo cambió su dieta bajó su presión en promedio 11 mmHg la sistólica y 8 mmHg la diastólica. El 23% tuvo que usar antihipertensivos.

En el grupo que no modificó su estilo de vida, la baja en la presión fue de 3 y 4 mmHg y 44% tuvo que iniciar el consumo de antihipertensivos.

Factores ambientales
"Estos resultados son perfectamente válidos. Una vida saludable puede retardar la aparición de enfermedad hipertensiva, pero también llevar a que el médico reduzca la dosis de fármacos a quienes ya los estaban consumiendo", dice el doctor Alejandro Martínez, director de la Sociedad Chilena de Cardiología y presidente de la Fundación Sochicar.

Si bien hay un factor hereditario, señala el especialista, factores asociados al estilo de vida, como la obesidad, el sedentarismo, el alto consumo de sal y el estrés son en gran parte responsables de la hipertensión.

"El ejercicio físico regular favorece la baja de presión arterial porque tanto el músculo cardíaco como el músculo esquelético se entrenan. Los músculos se vuelven más eficientes para captar el oxígeno y los nutrientes, y los pacientes tienen una frecuencia cardíaca en reposo más baja. Por lo tanto, el corazón trabaja menos", explica el doctor Juan Carlos Prieto, cardiólogo del Hospital Clínico de la U. de Chile y académico del programa de Farmacología de la Facultad de Medicina.

Por otra parte, agrega, "al bajar de peso, el corazón trabaja menos porque tienen menos volumen corporal que oxigenar y nutrir".
Si la baja de peso trae aparejado un buen control del perfil lipídico, glicemia y hemoglobina glicosilada, "el riesgo cardiovascular disminuye drásticamente", agrega el cardiólogo.

El doctor Alan Lee Hinderliter, autor principal del estudio, señaló que probablemente los cambios en el estilo de vida también podrían ayudar de igual manera a personas con riesgo más elevado de enfermedad cardiovascular y a pacientes que ya están tomando antihipertensivos. Pero, añadió, esto requiere ser confirmado con más estudios.

"Los cambios en el estilo de vida pueden reducir en forma importante el número de pacientes que requieren fármacos para tratar la hipertensión".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba