Loader
Más beneficios

Amamantar reduce el riesgo de diabetes en las mujeres

Así lo establece un estudio realizado durante 30 años por el Centro Kaiser Permanente de Oakland, EE.UU., en el que se hizo un seguimiento a 1,238 mujeres

  • Por El Mercurio / GDA
  • 24 ENE. 2018 - 02:00 AM
Photo
Diversos estudios han comprobado que amamantar implica menores niveles de colesterol, presión arterial y azúcar en la sangre tras el embarazo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Así lo establece un estudio realizado durante 30 años por el Centro Kaiser Permanente de Oakland, EE.UU., en el que se hizo un seguimiento a 1.238 mujeres.

"Existe una asociación contundente entre la duración de la lactancia materna y un menor riesgo de diabetes, incluso después de tomar en consideración todos los factores de riesgo que pudieran influir en los resultados", explica la doctora Erica Gunderson, directora de la investigación publicada esta semana en la revista JAMA Internal Medicine.

Las recomendaciones a nivel mundial sugieren que la lactancia materna debe ser el único alimento durante los seis primeros meses de vida de una guagua y debe extenderse, al menos, hasta el primer año, complementada con otros alimentos.

Eso asegura en el niño los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse de una forma saludable.

En las mujeres, en tanto, diversos estudios han comprobado que amamantar implica menores niveles de colesterol, presión arterial y azúcar en la sangre tras el embarazo; también reduce el riesgo de sufrir un infarto o un ictus, y una menor probabilidad de padecer esclerosis múltiple y cáncer de mama u ovario a lo largo de la vida.

En el trabajo liderado por Gunderson, se vio que aquellas que dieron de mamar durante un período máximo de seis meses tenían un riesgo 25% inferior de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con quienes no daban pecho; sin embargo, ese porcentaje aumentaba a 47% si la lactancia se extendía más allá del medio año de vida del niño.

"La incidencia de diabetes disminuyó de manera gradual a medida que aumentaba la duración de la lactancia, independientemente de la raza, la diabetes gestacional, los hábitos de vida, el tamaño corporal y otros factores de riesgo metabólicos medidos antes del embarazo", precisa la investigadora, quien estima que esto puede sugerir la posibilidad de que el mecanismo subyacente tenga un carácter biológico.

Aunque no está del todo determinado, se estima que las hormonas asociadas a la lactancia ejercerían un efecto sobre las células pancreáticas que controlan los niveles plasmáticos de insulina en la sangre y, por ende, en las concentraciones de glucosa.

"Sabemos desde hace mucho tiempo que la lactancia materna tiene muchos beneficios tanto para las madres como para sus hijos; sin embargo, la evidencia previa mostró efectos débiles sobre las enfermedades crónicas en las mujeres", plantea en el estudio la doctora Tracy Flanagan, otra de las investigadoras.

"Ahora vemos una protección mucho más sólida. Esta es otra razón por la que los médicos, las enfermeras y los hospitales, así como los responsables de la formulación de políticas públicas, deberían apoyar a las mujeres y sus familias a amamantar el mayor tiempo posible".

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba