Loader
El futuro de la medicina

Terapias y diagnósticos prometen convertirse en un traje a la medida

El análisis genético del paciente y el uso de sus propias células y biomarcadores para establecer tratamientos más efectivos y sin efectos adversos ya se están volviendo una realidad

  • Por El Mercurio / GDA
  • 22 ENE. 2018 - 09:51 AM
Photo
El concepto básico es el uso de biomarcadores que hagan las indicaciones muchísimo más precisas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

A sus cuatro años, Nicholas Volker había entrado a sala de operaciones más de 100 veces. El niño, nacido en Wisconsin, Estados Unidos, sufría una desconocida y devastadora enfermedad intestinal que condujo a la extirpación de su colon, con serias consecuencias sobre su calidad de vida y nutrición.

Desesperados por conocer la causa del trastorno, sus médicos decidieron secuenciar su exoma, una parte del genoma formado por fragmentos específicos de ADN. Así hallaron una inesperada mutación "en un gen que nunca se había asociado a una enfermedad intestinal, pero sí a una de la sangre que respondía a trasplante de células madre de médula ósea. Seis semanas después de realizarlo, el niño estaba comiendo en su casa y haciendo una vida normal", relató ayer durante la sesión Medicina a la Medida la doctora Gabriela Repetto, directora del Centro de Genética y Genómica de la Universidad del Desarrollo.

Así, en 2011 Nicholas se convirtió en el primer niño cuya vida fue salvada por la secuenciación de su ADN.

Con este ejemplo, la también especialista en enfermedades poco frecuentes ilustró uno de las promisorios beneficios de las terapias personalizadas.

Sacar a mil

Y es que con la posibilidad de decodificar el genoma de cada persona a precios que han caído en picada "de $100 millones en 2000 a menos de $1,000 hoy en día", apuntó Repetto- más el avance en desarrollo de biomateriales, terapias con células madre y detección de biomarcadores, el futuro de la medicina promete pasar del poco sentador modelo de talla única para todos, al traje hecho sobre medida.

Con los fármacos estándar, desarrollados para tratar una patología más que a la persona que la padece, "se beneficia solo el 50% de los pacientes o 25% en el caso de terapias oncológicas. Y a veces no solo no hacen efecto, sino que tienen serios efectos secundarios", comparó Leming Shi, fundador del Centro de Farmacogenómica de Shangái.

La medicina de precisión, en cambio, involucra al paciente como individuo y cruza datos y estadísticas asociadas a él. "Esto permite predecir si esa persona va a responder favorable o desfavorablemente a un medicamento o si va a desarrollar efectos secundarios. El concepto básico es el uso de biomarcadores que hagan las indicaciones muchísimo más precisas", añadió.

Gracias a esto, dijo Shi, hoy se está avanzando en forma importante en el diseño de fármacos y compuestos químicos específicos basándose en perfiles genéticos de pacientes de cáncer.

Con máxima precisión

Crear tejidos como huesos y cartílagos usando células madre del propio paciente es otra de las vertientes de la medicina a la medida. Es lo que hace Molly Stevens, directora de Investigación de Ciencias de Materiales Biomédicos en el Instituto de Ingeniería Biomédica del Imperial College London.

La experta y su equipo desarrollaron una técnica que permite regenerar huesos y cartílagos sin tener que extraer segmentos de estos tejidos de otras partes del cuerpo, un procedimiento doloroso y con limitaciones.

Para eso inyectan al paciente un biomaterial que induce una serie de reacciones que lo estimulan a producir las células madre necesarias para reconstruir el hueso y cartílago perdidos. "Con eso el hueso crece directamente en el cuerpo, no se necesitan generar factores de crecimiento y se puede producir gran cantidad de materia ósea", destacó Stevens.

La experta destacó también el advenimiento de biosensores de altísima precisión para detectar muy precozmente patologías como cáncer o infecciones, y el desarrollo de diminutas agujas con las que se pueden inyectar fármacos directamente a células o tejidos o extirpar con precisión milimétrica un tumor, dejando intacto el tejido sano.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba