Loader
detalles del proceso

Plan de acción tras una mastectomía

Alternativas quirúrgicas y otras opciones que te ayudarán a sentirte mejor

Photo
Un punto vital en todo ese proceso es mantener una comunicación efectiva con el equipo médico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Un diagnóstico de cáncer de seno siempre tiene un efecto devastador para quien recibe la noticia. Sin embargo, hoy día, la mayoría de los pacientes tienen múltiples opciones al momento de tratamiento. Pero, un punto vital en todo ese proceso es mantener una comunicación efectiva con cirujanos oncólogos y cirujanos plásticos especializados en cáncer de seno.

“Por ejemplo, la visita de la paciente con el cirujano plástico es de mucha importancia, al igual que la comunicación entre el cirujano plástico y el cirujano que va a realizar la mastectomía para que conozca dónde exactamente están las lesiones y saber si le va a ofrecer salvar o no el pezón. También es importante saber si la paciente va a recibir radioterapia porque eso puede cambiar el plan de acción que el cirujano plástico tome en términos de lo que va a ofrecer. Por eso, siempre debe haber una buena comunicación entre ambos profesionales, así como con el paciente, lo que ayuda a un mejor resultado para el paciente”, enfatiza la doctora Viviana Negrón, cirujana oncóloga con especialidad en seno, del Centro de Cáncer Auxilio Mutuo.

Así, luego de averiguar el estadio, las lesiones y el tamaño o si hay envolvimiento de los nódulos, la cirujana oncóloga dice que se tiende a ofrecerles a los pacientes dos opciones: salvar el seno o removerlo. Las dos alternativas tienen la misma sobrevida.

Según información publicada por el Instituto Nacional del Cáncer (NIH en inglés),  la cirugía conservadora de seno significa que el cirujano extirpa solo el cáncer o carcinoma ductal in situ (CDIS) y algo de tejido normal alrededor.  En ese caso, el seno queda prácticamente como se veía antes de la cirugía.

“Después de la cirugía conservadora de seno, la mayoría de las mujeres reciben también radioterapia. El objetivo principal de este tratamiento es que el cáncer no regrese al mismo seno. Algunas mujeres necesitarán también quimioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida”, agrega la información.

Si la persona opta por remover el seno por completo, tiene dos opciones, indica la doctora Negrón. Una es la cirugía o mastectomía total, sin ningún tipo de reconstrucción de seno y la mastectomía con reconstrucción, en la que se preserva la piel, pero se remueve el pezón y la areola, o la opción de preservar la piel, el pezón y la areola.

“El tipo de reconstrucción que se va a ofrecer se hace cuando el paciente es evaluado por el cirujano plástico antes de operarse y se determina si es candidata para utilizar expansor/implante o si es candidata para usar colgajos de tejido”, explica la cirujana oncóloga, quien enfatiza en la importancia de que si la paciente desea reconstrucción, vea al cirujano plástico antes de operarse.

Según NIH, el expansor se pone bajo el músculo del pecho y en las semanas o meses siguientes, se añade una solución salina (sal disuelta en agua) para estirar el músculo del pecho y la piel que lo cubre. Este proceso crea la bolsa para el implante. Mientras que en la cirugía de colgajo de tejido, el cirujano plástico crea una nueva forma de seno y usa músculo, grasa (tejido adiposo) y piel que se toma de otras partes del cuerpo (generalmente de su vientre o de su espalda). Pero se destaca que las mujeres muy delgadas u obesas, que fuman, o que tienen problemas graves de salud usualmente no pueden tener cirugía de colgajo de tejido.

“La reconstrucción se puede ofrecer inmediatamente, quiere decir que se puede hacer la cirugía de mastectomía y reconstrucción el mismo día, pero también se puede hacer de forma tardía. Por ejemplo, se opera y luego de cierto tiempo, el cirujano plástico hace un seno nuevo”, agrega la doctora Negrón.

Lo que pasa, agrega la especialista, es que hay unos pacientes que no van a ser candidatos a una reconstrucción inmediata. Por ejemplo, si tienen cáncer de seno inflamatorio debido a que primero se tiene que remover la piel enferma. De hecho, la doctora Negrón dice que usualmente la única contraindicación absoluta es que no se pueda salvar la piel porque hay envolvimiento de tumor, y en ese caso se hace una mastectomía convencional, se recibe tratamiento adicional -como radioterapia- y una vez esa área sana, a los varios meses, el cirujano puede entrar para hacer una reconstrucción tardía.

Mientras que las candidatas a reconstruirse al momento, tienen la ventaja de que se preserva el “sobre de piel que tiene la forma del seno”. Negrón dice que esta reconstrucción es un poco más fácil porque se está dejando la cobertura del seno hecha.  De la misma forma, indica que las pacientes que se hacen una mastectomía con preservación de piel, el pezón y la areola se pueden reconstruir o se pueden tatuar. “Ahora hay unos tatuajes 3D que tiene profundidad y dimensión que se ven muy bien, así que en vez de reconstruirse o hacerse un pezón nuevo, el artista del tatuaje le hace el pezón y la areola, después de que se haga la reconstrucción”, agrega.

Diferentes tipos

Todo va a depender de cómo se realiza la cirugía y cuánto tejido se extrae, según publica la Sociedad Americana de Cáncer (www.cancer.org):

-Mastectomía simple (o total): El cirujano extirpa todo el seno, incluyendo el pezón, la areola y la piel. 

-Mastectomía con conservación de piel: Se extirpa solamente el tejido mamario, el pezón y la areola yse deja intacta la mayor parte de la piel sobre el seno. La cantidad de tejido mamario extirpado es la misma que en la mastectomía simple. Los implantes o el tejido de otras partes del cuerpo se usan al momento de la cirugía para reconstruir el seno. Tiene la ventaja de que deja menos tejido cicatricial y un seno reconstruido con una apariencia más natural. 

-Mastectomía radical modificada: Es una combinación de una mastectomía simple con la extirpación de los ganglios linfáticos axilares (disección de los ganglios linfáticos axilares).

-Mastectomía doble: Si se realiza una mastectomía en ambos senos, se denomina mastectomía doble (o bilateral). A menudo se lleva a cabo  en mujeres con un riesgo muy alto de padecer cáncer en sus senos, como aquellas con una mutación en el gen BRCA. La mayoría de estas mastectomías son mastectomías simples, pero algunas podrían preservar el pezón.

En términos de la recuperación, la doctora Negrón señala que va a depender del tipo de reconstrucción. Por ejemplo, en una cirugía conservadora de seno, la mayoría de las mujeres están listas para regresar a sus actividades ordinarias  de cinco a 10 días. Cuando es mastectomía con expansor e implante, usualmente es de dos a tres semanas. Pero, una reconstrucción con colgajo, puede ser entre tres a cuatro semanas.

Las mujeres que no desean una reconstrucción de seno también tienen la opción de utilizar prótesis para rellenar el sostén. “Es un sostén especial que tiene un bolsillito donde se pone la prótesis, ya sea  de silicón o de foam. Las hay en distintos tamaños y formas, inclusive hay unas que van dentro del traje de baño para cuando vaya a nadar. Eso está en el mercado y los planes médicos lo cubren, tanto la prótesis como los sostenes”, abunda la cirujana oncóloga, tras resaltar que después de cualquier cirugía de este tipo, la paciente se tiene que seguir monitoreando.

“Una mastectomía no es sinónimo de que el cáncer no regresa. El cáncer puede volver a salir ya sea en la piel, el músculo o en otras partes del cuerpo. Además, no importa cuán agresiva sea la mastectomía, siempre hay un número pequeño de células de seno que se quedan, así que siempre hay que   monitorear con exámenes físicos y sonografía”, recomienda la doctora Negrón, mientras destaca que el poder ofrecer una reconstrucción al momento de la cirugía, es uno de los avances más grandes que tienen las pacientes hoy día y “una oportunidad de que vuelvan a sentirse ellas lo más pronto posible”.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba