Loader
Anticoncepción permanente

Tipos de esterilización femenina, ¿cuál es la más común?

La esterilización no causa los síntomas de la menopausia ni tampoco la adelantan. La mayoría de las mujeres que han sido esterilizadas tienen sus períodos menstruales en forma normal

  • Por La Prensa Gráfica / GDA
  • 16 ENE. 2018 - 11:11 AM
Photo
Es importante que la paciente sepa que la esterilización no cambia la producción de hormonas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esterilización es la anticoncepción permanente por la cual se bloquean o cortan las trompas de Falopio, esto hace que los óvulos no pueden juntarse con los espermatozoides. 

La ginecobstetra y especialista en medicina reproductiva, Clarissa Castro, explica que uno de los mejores procedimientos para la esterilización es la fimbriectomia dado que no puede revertirse. "Este consiste en quitar la fimbria, que es la parte final de la trompa de Falopio", expuso.

Según el Instituto Bernabéu de Medicina Reproductiva, la fimbriectomia puede realizarse vía laparoscópica, laparotómica o en el transcurso de una cesárea.

Los puntos importantes a tomar en cuenta sobre la esterilización son: en la mayoría de casos no es reversible, es decir que es muy poco probable que la mujer vuelva a ser fértil; además, es necesario saber que como no se extrae el útero, la paciente seguirá teniendo la menstruación; asimismo, la esterilización no tiene efectos secundarios a largo plazo; no ofrece protección contra enfermedades de transmisión sexual; y el procedimiento es totalmente quirúrgico.

Los especialistas señalan que los hombres o las mujeres que están más jóvenes al momento de practicarse la cirugía son más propensos a cambiar de opinión y desear tener hijos en el futuro. La OMS reconoce que es fundamental que sea una elección voluntaria y con conocimiento de causa. 

La ligadura tubárica, comúnmente llamada ligadura de trompas, se trata de un método permanente para evitar el transporte del óvulo al útero al sellar las trompas de Falopio. Esta operación puede practicarse por vía laparoscópica o en el momento de una operación cesárea, después de que el bebé ha nacido. Un punto importante es que, aunque la ligadura tubárica se considera permanente, en muchos casos se puede revertir.

¿Cómo se hace? Se realiza habitualmente con ayuda de un laparoscopio, que es un pequeño telescopio que contiene un haz de luz, y se ingresa por un pequeño corte en el ombligo. Luego es necesaria otra pequeña incisión para el instrumental quirúrgico que procede a cortar las trompas y sellarlas o cauterizarlas. Una vez que la paciente se recuperó de la intervención no interfiere con el transcurso normal de las relaciones sexuales.

¿Qué mujeres sí se pueden realizar el procedimiento? Las que accedan voluntariamente a la intervención, sin sufrir ningún tipo de presión. Además, las que tengan la seguridad de que no querer tener más hijos o hijas en el futuro. Asimismo, las mujeres que no aceptan otros métodos de planificación familiar.

Es importante que la paciente sepa que la esterilización no cambia la producción de hormonas. Se debe recordar que las hormonas son las que afectan el crecimiento del cabello, la voz, la disposición sexual, el tono muscular y el tamaño de los senos. Además, estas se producen en los ovarios, de modo que seguirán circulando por el cuerpo luego de la esterilización.

La esterilización no causa los síntomas de la menopausia ni tampoco la adelantan. La mayoría de las mujeres que han sido esterilizadas tienen sus períodos menstruales en forma normal.

En el caso de que la paciente se arrepintiera de la decisión tomada, es posible revertir la cirugía y reestablecer la función de las trompas mediante un procedimiento quirúrgico llamado microcirugía de trompas o plasía tubaria. Según describe un informe de la Escuela de Medicina de la Universidad de Illinois, esta microcirugía se realiza mediante laparoscopía. Se elimina el tejido cicatrizado de los extremos de ambas trompas de Falopio y se vuelven a unir con ayuda de una pequeña sutura reabsorbible fina como un cabello. En los casos de ligadura por oclusión mecánica hay una mayor probabilidad de revertir el procedimiento, ya que si se utilizó electrocoagulación se ha destruido una sección mayor del tejido de las trompas.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba