Loader
VIH

Población transgénero en riesgo

La celebración del Día Mundial de la lucha contra el Sida, que se conmemora hoy, se centra en el tema del derecho a la salud

Photo
Desde que se empezó a contabilizar el VIH, hasta el 31 de octubre de este año, en la isla había 48,700 personas contagiadas. (Foto Archivo)
  • Compartir esta nota:

En el último año se han diagnosticado 815 personas con el virus de inmunodeficiencia humana en Puerto Rico. Pero desde que se empezó a contabilizar esta enfermedad,  hasta el 31 de octubre de este año,  había  48,700 personas contagiadas en la isla. El modo de trasmisión principal se da entre hombres que tienen sexo con hombres.

Los datos los provee la doctora Vilmary Sierra Rosa, presidenta de la Asociación de Médicos Tratantes de VIH de Puerto Rico, quien señala que actualmente la población de personas transgénero se consideran en alto riesgo de contagio VIH/sida. Sobre todo, debido a factores como múltiples parejas sexuales, sexo sin protección, poco apoyo social y difícil acceso a los servicios médicos o de prevención.

“El término transgénero se usa para aquella persona que su identificación de género difiere del sexo asignado al nacer”, aclara Sierra, aunque dice que muchas personas tienden a confundirlo, erróneamente, con el hombre que se viste de mujer o la mujer que se viste de hombre.

Se trata de una población que, según la Fundación Human Rights Campaign, en la mayoría de los estudios sólo han sido contadas como del sexo asignado al nacer, lo que no solo niega sus identidades, sino que además las deja relativamente invisibles a los ojos de los funcionarios de salud pública y organizaciones defensoras de sus derechos que trabajan por la prevención, el tratamiento y la atención de salud relacionada  con el VIH.

Sin  embargo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) señalan que las personas transgénero necesitan estar incluidas en estudios de comunidades afectadas por el VIH. “Los pocos estudios recientes que consideran a las mujeres transgénero (y aún menos, los que consideran a los hombres transgénero) como un grupo específico, revelan tasas de infección con el VIH alarmantemente altas”, indica la organización gubernamental.

De hecho, un reciente informe de The Foundation for AIDS Research, concluyó que “las mujeres transgénero tienen 49 veces las posibilidades de estar viviendo con el VIH que la población general”.  Mientras que en los hombres transgénero las tasas de infección son más altas que las de la población general.

Otro problema, señala la doctora Sierra, es que por diversas razones, muchos pacientes transgénero pueden estar sin tratamiento por mucho tiempo. Una de ellas tiene que ver con los tratamientos hormonales a los que se someten “que muchas veces interfieren con el tratamiento de VIH, pero prefieren tener ese primero”.

“Actualmente, una de las iniciativas del Departamento de Salud federal es enlazar al paciente transgénero al tratamiento de VIH en el menor tiempo posible, igual que se hace con la población general. Uno de los estándares es que si un paciente se diagnosticó hoy, dentro de los primeros 30 días debe estar en tratamiento”, explica Sierra, quien dice que en Puerto Rico no hay estudios específicos sobre cuántas personas que se identificadas como transgénero tienen VIH.

“Pero se están haciendo unos estudios, por la Universidad de Puerto Rico, y se ha visto que hay un 5% de prevalencia dentro de las pruebas que se han llevado a cabo en las personas transgénero. Y dentro de eso, se dice que uno de cada diez de personas transgénero al que se le ha hecho la prueba de VIH sale positivo”, abunda Sierra, mientras destaca que hay clínicas que están viendo a estos pacientes. Entre ellas menciona a Hope Clinic, ubicada en Santurce, donde se da tratamiento hormonal y para la condición de VIH.

Otro aspecto que preocupó en un momento dado fue que, debido a la devastación que dejaron los huracanes Irma y María, muchos pacientes no estaban llegando a recibir sus tratamientos. Pero la doctora Sierra dice que eso se ha ido subsanando debido a que muchas clínicas acudieron a diferentes puntos de la isla a llevar el tratamiento. No obstante, explica que si estos pacientes no reciben tratamiento, pueden surgir problemas serios de salud.

“Lo que pasa es que si estos pacientes estaban recibiendo tratamiento y su carga viral estaba controlada, al dejar de tomar los medicamentos, su carga viral va a subir, las defensas del cuerpo van a bajar y en ese momento están a riesgo de cualquier tipo de enfermedad oportunista, como herpes, toxoplasma, tuberculosis, pulmonía, entre otras”, agrega la especialista.

Otro riesgo es que si están mucho tiempo sin tomar sus medicamentos crean resistencia y hay que cambiar el tratamiento completo. Por eso, es importante que los pacientes acudan lo más pronto posible a su clínica o cualquiera que este disponible, recomienda Sierra. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba