Loader
Controla la ingesta

Consumir sal en exceso afecta la flora intestinal

El promedio de consumo de sal sugerido por la Organización Mundial de la Salud es de 5 gramos al día

  • Por El Mercurio / GDA
  • 27 NOV. 2017 - 10:15 AM
Photo
Hay algo prometedor en el desarrollo de probióticos que podrían estar dirigidos a, posiblemente, corregir algunos de los efectos de una dieta alta en sal. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Un efecto que estaría determinado por los cambios que el consumo excesivo de sal provoca en la comunidad de bacterias que habita en el intestino, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

En el trabajo, desarrollado en conjunto por investigadores de Alemania y Estados Unidos, se analizó el efecto que una dieta alta en sodio tenía en un grupo de 12 ratones durante tres semanas. En paralelo, otros ocho recibieron una dieta normal.

A través del análisis de su flora intestinal, hallaron que los ratones que habían consumido sal en exceso tenían menos bacterias del género lactobacilos (en particular, Lactobacillus murinus ). "Ensayos en el laboratorio confirmaron que esta especie tiene dificultades para reproducirse cuando la concentración de sal en su entorno es elevada", explica uno de los autores del estudio, el doctor Dominik Müller, investigador del Centro de Medicina Molecular Max-Delbrück y de la Charité-Universitäts Medizin de Berlín.

Su ausencia no pasa inadvertida: los investigadores observaron que un grupo de ratones que tenían una enfermedad autoinmune, empeoraban si consumían demasiada sal. Eso los llevó a sospechar que si se les administraban suplementos de L. murinus , la enfermedad no se agravaba. Y así fue.

La explicación radicaría en que estas bacterias producen unos compuestos que mitigan la producción de un tipo de células inmunitarias -los linfocitos TH17-, que favorecen la inflamación. El exceso de sal, al dificultar la supervivencia de L. murinus , hace más probable que aumente la inflamación.

Con esta información, Müller y sus colegas decidieron observar qué pasa en seres humanos. "Las personas no tenemos la bacteria L. murinus en nuestros intestinos, pero sí otros lactobacilos que podrían realizar el mismo papel protector".

Mediante un estudio piloto en 12 voluntarios sanos que ingirieron suplementos de sal de 6 gr al día, durante dos semanas, vieron cómo aumentó su presión sanguínea a medida que disminuía la cantidad de lactobacilos en sus intestinos. De confirmarse estos resultados, la microbiota podría convertirse en una potencial herramienta terapéutica.

El doctor Eric Alm, director del Centro de Microbioma Informática y Terapéutica del MIT, en EE.UU., y coautor del trabajo, cree "que hay algo prometedor en el desarrollo de probióticos que podrían estar dirigidos a, posiblemente, corregir algunos de los efectos de una dieta alta en sal; pero las personas no deberían pensar que pueden comer comida rápida y luego esperar a suprimir sus efectos tomando un probiótico", enfatiza.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba