Loader
Señal de alerta

Intensos cólicos menstruales

Si el dolor es muy fuerte se debe consultar al médico, podría ser endometriosis

  • 22 NOV. 2017 - 3:19 PM
Photo
Se estima que en algunos casos una mujer con endometriosis puede tardar en ser diagnosticada entre 7 y 12 años. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El ciclo menstrual es una realidad biológica natural en la vida de las mujeres, pero no los cólicos que suelen acompañar la regla, sobre todo cuando son intensos y llegan a influir negativamente en las actividades diarias.

La señal de alerta debe ser encendida por ellas cuando la molestia supera el umbral normal de dolor y entonces las mujeres deben evaluar hasta qué punto estos dolores afectan sus vidas.

Si el dolor es extremadamente fuerte, la recomendación es consultar con un experto médico, porque las molestias pueden esconder problemas complejos como endometriosis.

Asunto de cuidado

Puede acompañar a la mujer desde su primer ciclo menstrual hasta la menopausia y su incidencia es muy alta, llega a afectar a 176 millones de mujeres en el mundo, muchas veces, sin que ellas lo sepan.

Los primeros síntomas son similares a los dolores menstruales normales, por lo que suelen pasar por alto y se llega a convivir con ellos largas temporadas. Se estima que en algunos casos una mujer con endometriosis puede tardar en ser diagnosticada entre 7 y 12 años.

Atención a los detalles

"Esta enfermedad ocurre cuando el tejido que cubre el útero- endometrio- se desprende y se desplaza a través de las trompas de Falopio hasta extenderse a otras áreas como los ovarios, la pelvis o la vejiga.

"Normalmente, este tejido se elimina en cada ciclo menstrual y crece de nuevo en el siguiente, pero esta adherencia genera fuertes dolores, sangrados irregulares, y en algunos casos, problemas de fertilidad", explica Alfonso Moguel, director Médico de Abbott en México.

La Asociación de Endometriosis de España indica que uno de los síntomas para detectar este mal es el dolor pélvico ocasionado, principalmente, por: reglas dolorosas, molestias durante las relaciones sexuales, dolor pélvico crónico en la zona abdominal. Eso no es todo, también se encuentran: las menstruaciones fuertes o sangrado entre periodos, evacuaciones intestinales dolorosas o de orina durante el ciclo menstrual o incluso problemas gastrointestinales como diarrea, estreñimiento o náuseas son señales del mal. Lo mismo que fatiga.

Al ser víctima de los síntomas hay que buscar ayuda médica y los tratamientos más utilizados son los hormonales que ayudan a disminuir los niveles de estrógenos, los principales estimuladores del crecimiento del endometrio, similar a lo que ocurre durante la menopausia.

Otra ruta es la quirúrgica, que elimina o destruye las áreas de tejido con endometriosis, con la que además de mejorar los síntomas ayuda a la fertilidad. No existe cura para la endometriosis, pero se puede tratar.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba