Loader
Vida Plus

El eterno deportista

Los atletas sénior están demostrando su fortaleza y sus capacidades, y se niegan a quedarse quietos

  • Por WGSN
  • 09 NOV. 2017 - 4:08 PM
Photo
Se atribuye al deporte la capacidad de ayudar a las personas a superar las adversidades. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Hace tiempo que los deportistas sénior se están haciendo oír. Con su increíble fortaleza, sus capacidades y su firme decisión de no rendirse nunca, están acaparando protagonismo.

En abril de este año, Katherine Switzer fue noticia por correr la maratón de Boston en el quincuagésimo aniversario de su histórica primera carrera, aquella en la que se enfrentaba a la discriminación de género. Con solo 70 años, Switzer es una jovencita entre los atletas sénior. En junio se celebró el trigésimo aniversario de los Juegos para la tercera edad, conocidos popularmente como las "Olimpíadas sénior". Hay que cumplir más requisitos de los normales para participar en los Juegos Olímpicos. En estos Juegos sénior, los competidores deben tener al menos 50 años y las categorías de edad sobrepasan los 100 años. ¡Es mucha experiencia junta para hacerle frente!

Los atletas sénior, un grupo inspirador, están enfrentando y superando las limitaciones del envejecimiento. Hace tiempo que se viene gestando el auge de los deportistas "geriátricos", aunque no resulta sorprendente cuando se piensa en los beneficios de un estilo de vida activo.

Llegar tarde a la carrera

Cada vez más personas empiezan a practicar deportes en sus "años dorados", lo que demuestra que es cierto que nunca es demasiado tarde para empezar.

En la edición de este año de los Juegos para la tercera edad, que se celebran cada dos años, Julia "Huracán" Hawkings marcó un récord mundial. Hacía solo un año que Julia había empezado a correr y entrenaba corriendo desde el patio hasta la casa, donde se encontraba el teléfono fijo, cuando llamaba su familia.

Su entrenamiento no supera su alegría. "A esta edad, uno no mejora. Uno empeora", afirma al explicar su rutina. "Solo quedan algunos kilómetros por recorrer y hay que hacerlos bien".

La hermana Madonna Buder, conocida como "la Monja de Hierro", es otra pionera y aparece en nuestra edición ICYMI de agosto de 2016. A sus 47 años, comenzó a correr después de que un cura le hablara sobre los beneficios físicos y espirituales de esta actividad. A los 86, la Monja de Hierro compite en el triatlón Ironman y gana a competidores a los que dobla en edad. Cuando se le pregunta por su rutina de preparación, responde: "Entreno religiosamente".

Elixir de la vida

El ejercicio y la actividad física tienen una serie de beneficios que nos "protegen" del paso del tiempo y de los signos del envejecimiento. Algunos estudios han demostrado que hacer ejercicio periódicamente puede resultar beneficioso para las personas con artritis, con afecciones cardíacas y con diabetes. Por su parte, el entrenamiento de la fuerza es la mejor opción para evitar la pérdida de masa ósea y la osteoporosis.

Los baby boomers han señalado los beneficios del ejercicio y han sido la primera generación en mantener el nivel de actividad física a una edad bien avanzada. Este grupo ha demostrado hasta qué punto el ejercicio ayuda a mantener el cuerpo en buen estado.

A nivel físico, los deportistas mayores son mucho más jóvenes de lo que indica su edad. Según los estudios, su edad de rendimiento físico es por lo general 25 años menor que su verdadera edad, lo que demuestra que el ejercicio tal vez sea el elixir de la vida.

Las pruebas comparativas muestran que los deportistas más jóvenes comienzan teniendo más fuerza y eficiencia, pero no logran hacer avances notables. Los mayores pueden hacer avances considerables, con incrementos en el nivel de fuerza de entre un 15 % y un 20 % durante el mismo período. Esta diferencia es suficiente para eliminar su deficiente eficiencia inicial en comparación con la de los más jóvenes.

Estado físico = estado mental

El aumento de la esperanza de vida, derivado de las mejoras en el estilo de vida, la dieta y la salud, ha ido de la mano de un incremento en el número de personas que padecen demencia y otras enfermedades relacionadas con la edad. Tomar medidas para combatir los efectos negativos de la edad en el plano físico y mental puede ayudar a gozar de una vejez más gratificante y mejorar la calidad de vida.

El ejercicio ayuda a combatir los problemas físicos y mentales asociados con el envejecimiento. Algunos estudios han demostrado que los adultos que se ejercitan diariamente tienen un riesgo entre un 20% y un 30% menor de padecer depresión y ansiedad y, además, tienen mayores niveles de autoestima. El ejercicio también anima a que las personas salgan y socialicen, lo que sirve para combatir la soledad que a menudo llega con la vejez. El ejercicio no solo ayuda a prevenir el desarrollo de problemas de salud mental, sino que también mejora la calidad de vida de las personas que ya los padecen.

Marc Agronin, que investiga sobre el Alzheimer, confirma estos beneficios desde una base científica. "Cuando las personas mayores participan en eventos competitivos, tienen un objetivo que cumplir. Y tener un objetivo que cumplir resulta muy positivo psicológicamente".

En equipo #Squadgoals

Puesto que la mayoría de las personas van adoptando un ritmo más lento según envejecen, unirse a equipos y clubes puede ayudarlos a mantener su vida social activa. No son pocos los atletas mayores que comienzan a practicar deportes para combatir la soledad y el aislamiento que a menudo llega en la edad.

Con más de 20 años de experiencia, The San Diego Splash, un equipo formado por mujeres mayores de 80 años, se ha convertido en uno de los más reconocidos y competitivos de la región. Cori Thomson, miembro del equipo, dijo que en cuanto vio al equiopo Splash jugar, supo que tenía que formar parte del grupo.

Las jugadoras dicen que lo más importante de ser parte del equipo no es ganar, sino mantener el sentido de unidad. Sus familias y amigos critican su decisión, pero su motivación para jugar las mantuvo firmes.

Este equipo femenino dista mucho de estar integrado por principiantes. Al igual que ocurriría en la NBA, han logrado el patrocinio de una empresa que hace el producto favorito de las abuelas: Miracle Whip.

Alcanzar la meta

Se atribuye al deporte la capacidad de ayudar a las personas a superar las adversidades. Esto suele aplicarse a los jóvenes que toman el control de sus vidas y tienen éxito cuando en otros contextos parecen "fracasar". Sin embargo, recurrir al deporte para superar barreras no es algo que hagan solo las generaciones más jóvenes. Diversas personas mayores lo han hecho con fines sociales o para mejorar sus vidas.

Katherine Switze es un gran ejemplo de esta motivación. En 2017, a sus 70 años, volvió a la maratón de Boston para celebrar el quincuagésimo aniversario de su primera carrera, la primera en la que corrió una mujer. Esta vez, Switzer no corrió sola. La acompañaron 125 miembros de su club de maratón para el empoderamiento de la mujer y organización sin ánimo de lucro, 261 Fearless. En su honor, se retiró el dorsal 261, como símbolo del logro que significó la participación de las mujeres en esta carrera.

"No fue hasta que un oficial de la carrera me atacó mientras corría que estuve totalmente decida a llegar hasta el final y a alzar mi voz en nombre de todas las mujeres", dijo Switzer.

Terminó el maratón de 2017 con solo veinte minutos de diferencia con la marca lograda en 1967. ¡Nada mal después de 50 años!

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba