Loader
Cómo salir a flote

Abandona las adicciones y sus efectos adversos

El camino puede resultar difícil, pero con voluntad y perseverancia es posible liberarse de una adicción

Photo
Sabes que eres adicto cuando a pesar de querer abandonar el consumo de una sustancia, y esto incluye drogas legales como el alcohol o el cigarrillo, no eres capaz de hacerlo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El camino puede resultar difícil, pero con voluntad y perseverancia es posible liberarse de una adicción. La decisión de realizar un cambio para mejorar la calidad de vida es el primer paso para lograrlo, pues sin reconocer el problema no se puede iniciar un plan de acción que lo resuelva. 

Sabes que eres adicto cuando a pesar de querer abandonar el consumo de una sustancia, y esto incluye drogas legales como el alcohol o el cigarrillo, no eres capaz de hacerlo.

Pensar mucho en una droga, sentirse fuera de lugar cuando no la tomas o experimentar temor ante el pensamiento de no tenerla disponible también son señales de que podrías estar enfrentando  una adicción.

“La drogadicción es una enfermedad crónica que se caracteriza por la búsqueda compulsiva e incontrolable de una droga, y su uso a pesar de consecuencias adversas y cambios en el cerebro que pueden ser duraderos”, de acuerdo al Instituto Nacional de Abuso de Drogas.

A menudo, esas secuelas peligrosas incluyen el deterioro de las relaciones personales o laborales. Incluso, es posible que incurras en actos ilegales (como robar) o pongas en riesgo tu vida o la de otras personas.

La Clínica Mayo recomienda que para evitar volverte adicto, ni siquiera pruebes una droga ilegal. Pero, si  por razones de salud tienes que consumir algún medicamento adictivo recetado, debes asegurarte de tomarlo por el tiempo indicado y según las indicaciones de tu médico. 

Una vez decides comenzar el proceso de abandonar el hábito dañino es muy posible que necesites algún tipo de ayuda profesional, ya sea de un psicólogo o médico especialista. Además, el apoyo de familiares y amigos también suele ser de gran ayuda. Ese círculo cercano sirve para motivarte y animarte a mantenerte alejado de las sustancias que necesitas mantener fuera de tu vida.

Algunos consejos

Consulta con un terapeuta: Presta atención a tu salud mental. La adicción a las drogas está asociada a varios problemas que pueden aliviarse con terapia, incluso otros problemas de salud mental no diagnosticados o problemas matrimoniales o familiares. La consulta con un terapeuta o psiquiatra puede ayudarte a recuperar tu tranquilidad mental y recomponer tus relaciones.

Busca tratamiento para otros trastornos de salud mental: Las personas con otros problemas de salud mental, como la depresión, son más propensas a volverse adictas a las drogas. Busca inmediatamente tratamiento con un profesional de salud mental cualificado si tienes algún signo o síntoma de enfermedad mental.

Únete a un grupo de apoyo: Los grupos de apoyo, como Narcóticos Anónimos o Alcohólicos Anónimos  pueden ser muy eficaces para enfrentar las adicciones. Comprender, entender y compartir experiencias puede ayudarte a salir de una adicción y a mantenerte alejado de las drogas.

Cumple con tu plan de tratamiento: Controla tus antojos. Puede parecer como si te hubieras recuperado y no necesitas seguir tomando medidas para mantenerte lejos de las drogas. Pero, tus probabilidades de seguir lejos de las drogas serán mayores si continúas viendo a tu asesor, si asistes a las reuniones de los grupos de apoyo y si tomas la medicación recetada.

Evita situaciones de alto riesgo: No regreses al barrio donde solías conseguir las drogas. Y aléjate del anterior grupo que consumía drogas.

Obtén ayuda de inmediato si volviste a consumir drogas:  Si volviste a consumir drogas, habla con tu médico, tu profesional de salud mental o con alguien más que pueda ayudarte de inmediato.

Fuente: Clínica Mayo

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba