Loader
Seguridad alimentaria

Seguridad alimentaria en tiempos de emergencia

Debemos utilizar termómetros para evaluar las temperaturas de los alimentos

Photo
No se deben usar alimentos enlatados expirados o de latas abolladas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Una de las dificultades mayores que se enfrentan los puertorriqueños en estos días ha sido la falta de energía eléctrica y de agua. Además de la utilidad y la comodidad que estos representan, son necesarios para la seguridad de nuestros alimentos.

Sin neveras ni refrigeradores que estén funcionando todo el día, tenemos las opciones de utilizar planta o hielo para mantener los alimentos fríos. Sin embargo, explicó la licenciada Alexandra Rodríguez Quiñones, dietista clínica de Hospital Auxilio Mutuo “debemos utilizar termómetros para evaluar las temperaturas de los alimentos ya que los mismos, fuera de temperaturas adecuadas pueden ser dañinos para la salud. Las bacterias en los alimentos se multiplican rápidamente en temperaturas entre 40-140°F”.

Indicó la dietista clínica que las temperaturas seguras que debemos mantener en caso de utilizar planta o hielos son:

Alientos de nevera: Igual o menor de 40°F. Si el alimento lleva fuera de esta temperatura por dos horas o menos, debe ser segura para consumo.

Alimentos de congelador: Igual o menor de 0°F. Si el alimento aún contiene cristales de hielo o se encuentra en temperatura igual o menor de 40°F, se puede volver a congelar o se puede cocinar. Si el alimento lleva dos horas o más fuera de la temperatura segura debe ser descartado, especialmente las carnes, huevos, leche, y sobras de alimentos.

“Si no está seguro cuánto tiempo el alimento lleva fuera de temperaturas adecuadas, no tome riesgos y descarte el alimento. También, es importante descartar los alimentos que estuvieron en contacto con agua de inundaciones”, recalcó.

Otros alimentos que se deben descartar

Según la licenciada Rodríguez Quiñones, hay que descartar alimentos con olor, textura y color extraños, alimentos enlatados abultados, abiertos o con daños, alimentos que al abrirlos hagan espuma o boten líquido, especialmente si el alimento está descolorido o huele mal.

“Nunca se deben probar alimentos para determinar si son seguros para consumo”, advirtió.

Otros aspectos a vigilar para evitar la contaminación de los alimentos y prevenir enfermedades infecciosas, dijo la experta, es mantener los utensilios y platos limpios, y de ser posible desinfectarlos.

“No debemos utilizar agua de seguridad dudosa para fregar, mezclar fórmulas, cocinar, hacer hielo o para la higiene personal. Si no hay certeza de que el agua que tenemos es segura, podemos desinfectarla”, subrayó.

Sobre este particular agregó Rodríguez Quiñones, si el agua que tenemos disponible se ve clara podemos utilizar cloro de uso doméstico, que no tenga olores, y que sea de  concentración de 5 a 6%.

“En 1 galón de agua se echa 8 gotas de cloro o menos de 1/8 cucharadita. Si la concentración del cloro es 8.25% se deben utilizar 6 gotas. Una vez añada las gotas, mezcle bien y espere al menos 30 minutos o más, antes de usar el agua”, acotó.

Aconsejó que, si el agua es turbia podemos filtrarla con filtros de café y seguir el mismo proceso anterior, pero con una dilución de ¼ cucharadita o 16 gotas de cloro 5-6 % por cada galón de agua.

“Si la concentración de cloro es de 8.25 solo se necesitan 12 gotas. De no tener disponible cloro sin olor, debemos hervir el agua”.

En cuanto al agua para consumir o para cocinar alimentos, sostuvo la dietista clínica del Hospital Auxilio Mutuo que, la concentración de cloro es mayor.

“Para esto, se debe utilizar 1 cucharadita de cloro (64 gotas) en 4 tazas de agua, esta solución de debe verter en el envase que utilizaremos para guardar el agua o alimento, agite para que el agua cubra todo el recipiente, déjelo reposar por 30 segundos y, luego, vacíe el recipiente. Deje secar al aire o enjuague con agua que ya ha sido desinfectada”, concluyó.

Recuerde que nunca debe mezclar cloro con amoníaco ni otros productos de limpieza. Además, cuando utilice cloro, debe abrir puertas y ventanas para que el lugar se ventile. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba