Loader
Algunos consejos

Enfermedades respiratorias durante y después del huracán

Los eventos atmosféricos tienen efectos en el estado de salud de las personas. Las condiciones respiratorias son unas de las afecciones más comunes en estos eventos

  • Por Dr. Luis F. Nieves Garrastegui
  • 05 SEP. 2017 - 3:35 PM
Photo
Las terapias y las bombitas de mantenimiento prescritas por tu médico son de alto beneficio para estas condiciones, como asma, enfisema y bronquitis crónica. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Los eventos atmosféricos tienen efectos en el estado de salud de las personas. Las condiciones respiratorias son unas de las afecciones más comunes en estos eventos. Ya en estudios postKatrina en el área de Nueva Orleans, se documentó cómo las condiciones respiratorias se vieron afectadas y aumentaron su incidencia. Entre ellas: catarros, alergias, faringitis, tonsillitis, sinusitis, asma, bronquitis y hasta pulmonías. Todas reportaron un alza después de Katrina. Más aún, hubo un incremento significativo de estas condiciones que duró hasta 6 meses después.

El por qué de esto y cómo se relaciona al huracán es algo que se puede explicar debido a una combinación de factores. El viento y el agua de estos eventos, terminan aumentando la humedad relativa en los hogares, edificios, y espacios de trabajo. Esto, a su vez, provoca que los hongos y las bacterias florezcan en el ambiente, dos o tres veces más alto de lo normal, causando infecciones. Los contaminantes aerolizados en el ambiente, al ser inhalados podrían causar infecciones de tracto respiratorio como bronquitis, tonsillitis, sinusitis y otras. Los viruses también se multiplican y los catarros con rinitis abundan. 

Aparte de las infecciones por viruses, bacterias y hongos, el problema de exacerbaciones de ataques de asma y COPD (enfisema / bronquitis crónica) es otro reportado comúnmente. Para esto, las terapias y las bombitas de mantenimiento prescritas por tu médico son de alto beneficio. 

Por suerte, los medicamentos que se usan para tratar  la "fatiga" como las terapias o las bombitas, son fáciles de administrar y de guardar. Pueden ser almacenados sin refrigeración. Solo hay una terapia, el budesonide, que debe estar fuera del alcance de la exposición de luz directa porque pierde efectividad.

Algunos consejos importantes durante y después de los eventos:

* Si no hay luz eléctrica para activar la máquina de terapia, se puede adquirir un chamber o cámara para usarla con las bombas de medicamentos (Albuterol y otras). Esto se consigue en las farmacias y consiste de un tubo pequeño, donde en un extremo le conectas la bombita, e inhalas el medicamento por el otro extremo. Esta combinación es igual o más efectiva que el uso de  la máquina de terapia.

* Evita la exposición a humo de plantas elétricas, ya sea de diesel, gasolina, o gas. La exposición a monóxido de carbono es letal y una de las causas de muerte post huracán que se ha  documentado con frecuencia. Este gas no se huele, no se ve y causa un poco de sueño, siendo letales sus consecuencias.

* Si padeces de asma, rinitis, enfisema, sinusitis u otras enfermedades respiratorias crónicas, premedícate y utilizas tus medicamentos de mantenimiento.

* Mantén un abastecimiento de 2 a 3 semanas de medicinas recetadas antes del evento

* Oriéntate con tu médico de cabecera sobre cómo debe tratarse tu caso en particular.

Cada persona es individual en sus requerimientos de tratamiento. Llama a tu médico para mayor información.

El autor es especialista en enfermedades pulmonares y presidente de la Sociedad de Neumolólogos de Puerto Rico.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba