Loader
Diferencia entre los sexos

¿Cuál es la conexión entre las hormonas y las migrañas?

En estos ataques incapacitantes, la situación cambia según el sexo de la persona. Los estudios revelan que las migrañas son tres veces más comunes en las mujeres que en los hombres

  • Por La Prensa Gráfica / GDA
  • 23 JUL. 2018 - 11:19 AM
Photo
Las mujeres también corren más riesgo de sufrir migrañas después de dar a luz y durante el período alrededor de la menopausia. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Como bien saben las personas que sufren de migrañas, la dolencia palpitante que se relaciona con este tipo de dolor de cabeza puede ser fuerte y debilitante. En estos ataques incapacitantes, la situación cambia según el sexo de la persona. Los estudios revelan que las migrañas son tres veces más comunes en las mujeres que en los hombres. Si bien no se conoce con certeza la causa de esta diferencia entre los sexos, los expertos dicen que las hormonas pueden desempeñar una función.

La doctora Stephanie Faubion, directora de la Oficina para la Salud Femenina de Mayo Clinic y autora principal de una reciente revisión de las migrañas en las mujeres publicada en Mayo Clinic Proceedings, explica por qué cambia el riesgo femenino para migraña durante la vida de una mujer y la posible función de las hormonas para el tratamiento.

La migraña se caracteriza por un dolor palpitante y pulsátil que generalmente se presenta en un solo lado de la cabeza. El dolor puede ser de moderado a fuerte y durar entre cuatro y 72 horas. Los ataques generalmente vienen acompañados de náusea, vómito y sensibilidad extrema a la luz y al sonido; en algunos casos, se presenta un aura antes o durante la migraña. Estos son síntomas del sistema nervioso y pueden también incluir destellos de luz, puntos ciegos u hormigueo en un lado de la cara, en un brazo o en una pierna.

Claramente, la respuesta es sí, dice la doctora Faubion. "No sabemos por qué las mujeres son más proclives que los hombres a sufrir migrañas, pero lo que sí sabemos es que las mujeres son más vulnerables en cierto momento de su vida, cuando varían los niveles hormonales", añade.

La probabilidad de migrañas aumenta cuando una niña empieza a menstruar. Las mujeres también corren más riesgo de sufrir migrañas después de dar a luz y durante el período alrededor de la menopausia, momento en que los ovarios femeninos empiezan a producir menos estrógeno. Hacia el momento en que la mujer llega a la menopausia, más o menos el 40 % de ellas ha sufrido migrañas.

El descenso brusco de la hormona femenina llamada estrógeno puede desencadenar migrañas en las mujeres. De hecho, hasta el 70 % de las mujeres que sufren migrañas informa acerca de una conexión entre estos ataques y las menstruaciones. En las migrañas relacionadas con la menstruación, normalmente, no hay aura.

"El momento normal en que se presenta una migraña menstrual es entre uno y dos días antes del inicio de la menstruación femenina y hasta uno o dos días después de iniciado el ciclo menstrual", comenta la doctora Faubion.

Durante el embarazo, cuando los niveles de estrógeno suben, la mayoría de las mujeres informa una mejoría en las migrañas; pero como los niveles de estrógeno descienden precipitadamente después de dar a luz, las mujeres sufren migrañas fuertes.

Durante el período previo a la menopausia, las mujeres pueden sufrir migrañas con mayor frecuencia debido al descenso brusco de los niveles de estrógeno. "Durante el período alrededor de la menopausia, la situación puede ser complicada; pero, en general, las migrañas tienden a ser menos frecuentes después de la menopausia", explica la doctora Faubion.

Cuando los tratamientos normales para la migraña no surten efecto, pueden servir los métodos hormonales de anticoncepción, como las pastillas anticonceptivas, los parches y los anillos vaginales. Estos tratamientos hormonales evitan el descenso brusco del estrógeno, cuando se toman de forma continua.

"Si se logra evitar el descenso del estrógeno, entonces es más factible prevenir los ataques de migrañas", dice la doctora Faubion.
La médica también anota que a las pacientes con migrañas relacionadas con las hormonas que, por lo demás, son sanas y pueden tomar píldoras anticonceptivas, ella suele recetarles una pastilla de dosis baja hasta que lleguen a la menopausia.

Aunque la terapia hormonal no es una alternativa para todas las mujeres, en algunas conlleva el potencial de poner fin a las migrañas relacionadas con la menstruación.

"No es algo insignificante que una mujer pierda una semana de su vida todos los meses por culpa de las migrañas", concluye la doctora Faubion.
 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba