Loader
Cirugía con menos riesgos

Innovación para superar la obesidad mórbida

Corta, ambulatoria y con menos dolor, así es la nueva cirugía bariátrica

Photo
Los instrumentos que se usan en este tipo de cirugía se han desarrollado en los últimos cuatro o cinco años. (Suminisrrada)
  • Compartir esta nota:

La prevalencia de obesidad en Puerto Rico en 2016, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), era de un 30 a un 35%. Esta cifra tan alta se une al hecho de que tener acumulación excesiva de grasa en el cuerpo lleva a otras enfermedades como hipertensión, diabetes tipo 2, hipercolesterolemia (altos niveles de colesterol en la sangre), enfermedades vasculares y coronarias y el hígado graso, entre otras.

Una de las formas para ayudar a que los pacientes obesos bajen de peso y mejoren su salud es a través de una cirugía bariátrica, donde se le corta un pedazo del estómago, provocando que la sensación de hambre disminuya con solo comer una porción de comida pequeña. Sin embargo, este tipo de operación ha dejado de ser larga, peligrosa y dolorosa.

Antes

“En la década de 1990 esta era una cirugía abierta, donde había que hacer unas incisiones grandes en el abdomen de los pacientes, algo que causaba mucho dolor, además de que duraban de seis a ocho horas. Por esta razón, los pacientes tenían muchas complicaciones, principalmente relacionada a la sanación de los tejidos”, indica el doctor Guillermo Bolaños, cirujano y director del Centro de Cirugía Bariátrica Metabólico del Hospital Episcopal San Lucas, en Ponce. Estos pacientes con obesidad mórbida, en su mayoría, tienen abdómenes protuberantes, por lo que esto podía causar que las heridas se infectaran y se abrieran. Por ser incisiones grandes, causaban mucho dolor. Por otro lado, tenían que estar de cuatro a siete días sin tomar ningún líquido por boca hasta que la cicatrización mejorara.

Hoy día

Los avances tecnológicos en los procesos quirúrgicos, que incluyen el uso de equipo laparoscópico (instrumento quirúrgico consistente en un tubo fino con elementos ópticos que se emplea para observar el interior del abdomen o hacer intervenciones quirúrgicas), han permitido que todo el proceso de las cirugías bariátricas sea más sencillo.

“Hoy día esta cirugía se hace con instrumentos laparoscópicos, como el Covidien Signia Tri Staple, que son mínimamente invasivos, de incisiones pequeñas, con resultados y cambios dramáticos. La cirugía es rápida, dura aproximadamente de 40 minutos a una hora y el tiempo de anestesia es mínimo”, explica el doctor Bolaños.

“Los pacientes salen de la sala de operaciones bien despiertos y, muchas veces, necesitan solamente una o dos dosis de medicamento para el dolor. Otra diferencia es que a las dos o tres horas de operado, ya se le está dando dieta líquida a los pacientes”.

Cirugía de avanzada

Tal y como explicó el galeno, la cirugía que se hace más a nivel de Estados Unidos, así como en el Hospital Episcopal San Lucas, es la que se conoce como manga gástrica. Esta cirugía consiste en remover tres cuartas partes del estómago, hasta que queda en forma tubular y esto le da restricción al paciente.

Los instrumentos que se usan en este tipo de cirugía se han desarrollado en los últimos cuatro o cinco años, y,mediante estos, el aparato laparoscópico corta y tira tres líneas de grapas para un sellado fuerte y preciso de los vasos sanguíneos en la pared del estómago, lo que evita que haya mucho sangrado. De la misma forma ha evitado que haya fugas anastomóticas (ruptura de la conexión y posterior fuga de líquidos, secreciones y aire del sistema digestivo), que ha sido históricamente una de las complicaciones más serias de este tipo de cirugía. Este tipo de instrumento ha minimizado en uno o dos por ciento las fugas anastomóticas.

Beneficios

  • Se ha descubierto que la parte que se remueve del estómago, es donde hay más células que produce una hormona que se llama ghrelina. Es, probablemente, la hormona más potente en cuanto al estímulo del apetito.
  • Tiene efecto en unas hormonas que se llaman incretinas, las cuales regulan el metabolismo.
  • En los pacientes diabéticos tipo 2, la cirugía bariátrica hace que el cuerpo responda o mejore los niveles de glucosa hasta un 60 u 80%.
  • Ayuda a normalizar el nivel de grasa en la sangre, lo que reduce el colesterol de baja densidad o LDL (nocivo) y los triglicéridos.
  • Mejora la fertilidad de la mujer
  • Aumenta la testosterona del hombre
  • Mejora o elimina la presión alta

Tratamiento multidisciplinario

Por otro lado, el doctor Bolaños comentó que otra área donde se ha avanzado muchísimo es el tratamiento multidisciplinario que deben recibir los pacientes de cirugías bariátricas. La cirugía es solo una parte de todo el proceso para que el paciente baje de peso y se pueda curar de las enfermedades asociadas a la obesidad. Pero, es importante que dentro del tratamiento haya una dietista, un terapeuta físico, una enfermera coordinadora, que se encarga de darle educación al paciente; un cardiólogo, un neumólogo, un gastroenterólogo y un psicólogo o psiquiatra.

La educación al paciente es igual de importante que la cirugía”, enfatiza el director del Programa de Bariátrica del Sur en el Hospital Episcopal San Lucas. “Nosotros hacemos todo el enfoque multidisciplinario para que nuestros pacientes, antes de ser operados, estén bien preparados psicológicamente y educativamente en cuanto a lo que significa el proceso de someterse a una cirugía bariátrica”.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba