Loader
Nutrición y salud

El rol de los alimentos en la dermatitis

¿Sabías que el brote de este mal puede ser una forma de manifestar intolerancia a alguna comida?

Photo
Es importante que la persona con dermatitis atópica identifique qué alimentos podrían estar detonando la condición. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La dermatitis atópica es una condición de la piel que se manifiesta mayormente en infantes y niños, sin embargo, se puede desarrollar en la adultez, aun cuando la persona no la manifestó de pequeña.

Gabriela Tirado, licenciada en Nutrición y dietética, en el Hospital Auxilio Mutuo, asegura que, en algunas personas, esta condición puede exacerbarse por la exposición a ciertos alimentos.

“Muchas veces, la persona tiene una alergia o intolerancia a un alimento en particular. El brote de la dermatitis atópica es una manera de manifestar esa intolerancia a ese alimento”, indica Tirado.

No obstante, advierte la licenciada en Nutrición y dietética, no se puede atribuir peso a un solo alimento.

En niños, es común que la condición se exacerbe cuando tienen hipersensibilidad a la leche, el trigo o la albúmina del huevo. De ser el caso, se deben evitar estos alimentos y aquellos que estén preparados con ellos”, sostiene.

En adultos, dice Tirado, es común que la condición se exacerbe con la exposición a alimentos altos en salicilatos (un término general para describir químicos con ácidos salicílicos como base, el cual ocurre naturalmente en algunas plantas).

Entre los alimentos más altos en ácidos salicilatos están: “berries’, uvas, piña, china, aceitunas, setas, almendras, maní, papitas y galletas saladas, los teses, algunas hierbas, alimentos mohosos como el queso azul y el brie, el ron, el vino, y el colorante FD&C Yellow 5.

Según la licenciada, la alimentación va a variar, dependiendo de cada caso, por lo que no existe una dieta en particular a seguir. De hecho, la Asociación Nacional de Eczema ha encontrado que la terapia nutricional para tratar la dermatitis atópica no resulta eficiente.

“Es importante que la persona con dermatitis atópica identifique qué alimentos podrían estar detonando la condición. No se deben eliminar no alimentos porque a otras personas le hayan dado buenos resultados hacerlo. Al eliminar alimentos de su dieta, la persona podría estar eliminando grupos de alimentos importantes y, en consecuencia, causándose una desnutrición”, subraya.

“Si una persona tiene dermatitis atópica o conoce a alguien que la padezca, y se ha identificado que posiblemente un alimento en específico es el detonante, sugiero que visite a un dermatólogo y a un nutricionista dietista, para que estos le ayuden a planificar una dieta de manera balanceada”, puntualiza. 

Quienes la padecen

Típicamente es una enfermedad de la infancia. Puede verse en niños desde los 2 meses hasta al final de la vida, pero es más común en la niñez y suele mejorar en la adolescencia. Si persiste y se desarrolla después de la adolescencia, suele ser más severa y más crónica. La incidencia en Puerto Rico es bien alta por los factores ambientales, como los hongos, el polen y la  arena del Sahara.

Síntomas

La picazón intensa es común. Puede comenzar incluso antes de que la erupción aparezca, dolor, restricción de movimiento en las extremidades por la inflamación, resequedad en la piel y ardor, entre otras.  Se ve la piel seca en varias zonas, como en la parte de atrás de los brazos y al frente de los muslos. Pueden verse zonas de piel en carne viva por el rascado; cambios en el color de la piel.  En el caso de la dermatitis aguda los cambios en la piel pueden incluir ampollas que supuran y forman costras.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba