Loader
Que no se pierda la chispa ni la sensualidad

Hábitos que tu ginecólogo exhorta a que dejes de hacer en tu relación

Para mantener una relación saludable y acrecentar la satisfacción sexual para una convivencia más placentera, desde su perspectiva, dos ginecólogos ofrecen sus consejos para no matar la pasión

Photo
Las parejas deben evitar tener conversaciones cotidianas cuando realizan el acto sexual. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Con el pasar el tiempo, las parejas tienden a adoptar ciertos comportamientos que pueden perjudican su relación a nivel más íntimo, causando desconexión, falta de comunicación, malestar, incomodidad y, en algunos casos, la separación.

Para mantener una relación saludable y acrecentar la satisfacción sexual para una convivencia más placentera, desde su perspectiva, dos ginecólogos ofrecen sus consejos para no matar la pasión.

Dra. Rosimar Torres- León, ginecóloga y especialista en medicina funcional

1. Perder la espontaneidad sexual por los problemas de infertilidad: “Cuando hay problemas de infertilidad, los ginecólogos indicamos cuáles son esos tiempos fértiles, lo que genera un cambio en su sexualidad y crea ansiedad en la mujer y en el hombre. Las relaciones sexuales se vuelven algo mecánico y planificado. Muchas parejas que han postergado la maternidad y la paternidad por diferentes razones, he visto que pierden la espontaneidad, se planifica cuando se va a tener intimidad y se pierde un poco la razón por la cual están juntos íntimamente. La infertilidad puede estar atada a muchas razones médicas, pero hay que prestarle atención a los estresores por quedar embarazada y ponerse mucha presión, lo que se atribuye a que la fertilidad sea menor. Que no se pierda la chispa ni la sensualidad porque se convierte en la búsqueda de algo final, como el embarazo. Aunque tengan que tener intimidad ciertos días siempre busquen la manera de tener esta espontaneidad y foreplay que aunque sean con la finalidad de concebir, no olviden la razón por la cual están juntos”.

2. Caer en la rutina: “Cuando comienzas una vida sexual de pareja, procura mantener la imaginación y la razón que los motivó a esta relación, mantener una sensualidad y sexualidad bonita con el pasar de los años. Ambos se tienen que dar su tiempo y espacio, pero mantener esa imaginación y realidad de que les gusta estar juntos y la sexualidad, que es algo que disfrutas hacer con tu pareja. Que no se nos olviden los detalles ni decirle a nuestra pareja un “gracias por…”. El foreplay es muy importante para que la pareja se sienta bien y querida, lo que ayuda a que tengan relación exitosa por mucho tiempo. Si queremos estar con esta persona sexualmente, vas a estar disponible”.

3. Satisfacción de uno solo: “El acto sexual es para los dos, no solo para una persona o solo para mantener un matrimonio. Se trata de satisfacción para ambas personas. Ambos deben conocer su cuerpo y tomarse el tiempo para que la otra persona quede satisfecha. Enseñarle a la pareja lo que te gusta en la intimidad. En una persona que tenga incomodidad en la relación sexual, especialmente las féminas cuando llegan a la menopausia, que les puede dar resequedad vaginal y les cause incomodidad vaginal, que les duela, el sexo se puede tonar no satisfactorio. Sexo con dolor no tiene satisfacción y querrás evitarlo a toda costa. Al igual que sexo sin satisfacción se convierte en algo totalmente ilógico porque no tenemos ninguna finalidad, sino que es algo mecánico que pasa y ya”.

4. Salir corriendo a orinar luego de la relación ni quedarte dormida luego de la intimidad: “Las mujeres piensan que tan pronto terminan la intimidad tienen que salir corriendo a orinar para evitar las infecciones de orina. En las investigaciones que se han hecho en la Sociedad de Uroginecología, no hay evidencia científica que diga que orinar en los primeros cinco o diez minutos luego de tener una intimidad baje el riego de infecciones de orina en la mujer. Ahora bien, en la práctica es diferente, sí se recomienda que vacíes la vejiga luego de la penetración para que entonces se limpie la uretra de cualquier bacteria que se quede alojada en el área. Cuando tenemos problemas recurrentes de infecciones de orina, se recomienda que luego del coito se vacíe la vejiga en la primera media hora o 45 minutos luego de la intimidad”.

5. Tener relación anal y luego vaginal: “Todo lo que la pareja se sienta cómoda haciendo entre ellos es aceptable, bajo consentimiento. Si se trata de relaciones no solo vía vaginal, sino también anal, deberían evitar la contaminación entre ano y vagina, puesto que esto les aumenta el riesgo de infecciones no solo de orina, sino vaginales porque les cambia la flora bacteriana. Las bacterias que tenemos en el ano y en el área del recto son bacterias que no crecen en la vagina ni en la uretra. Se crea desbalance del crecimiento de bacterias de la vagina, que pueden causar picor, mal olor e infecciones de orina. Lo que se recomienda a quienes tienen esta práctica sexual es que si van a tener intimidad anal, si van a cambiar, se laven y limpien, y luego hagan la relación vaginal, o primero comenzar con la vaginal y luego la anal. Pueden utilizar métodos de barreras para evitar la contaminación.

6. No hablar sobre la disfunción eréctil: La comunicación es esencial, pues los hombres, cuando envejecen, tienen condiciones médicas como diabetes, alta presión y obesidad, entre otras, lo que les puede causar mucho estrés y el temor de que sus parejas puedan pensar que ya no les atraen. Es totalmente normal y hay maneras de trabajarlo. Para esto, la comunicación es esencial".

Dr. Henry Rodríguez Ginorio, ginecólogo

1. Quedarte con la ropa luego de hacer ejercicios: “Las pacientes que hacen mucho ejercicio se deben quitar la ropa y darse un baño. Usualmente, esa ropa es de licra o nilón, lo que pudiera aumentar las infecciones vaginales, ya que, entre la humedad y el calor, puede traer la posibilidad de vaginitis y, posteriormente, hacer la relación íntima más incómoda”.

2. Usar de panty liners todo el tiempo: “Estos bajan la ventilación del área de la vulva y vagina, lo que favorece la irritación de la vulva. Cuando tienes relaciones, te hacen la vida de cuadritos. No es muy simpático, pero asimismo el uso de los g-strings está asociado a causar irritación y hacer la relación más incómoda y dolorosa. Si los usas, deberían ser de algodón”.

3. No consumir demasiadas bebidas embriagantes: Hay que velar el demasiado consumo de alcohol, ya que puede afectar la erección y hasta vomitar encima de la pareja.

4. Relaciones anales sin condón: “Pueden causar prostatitis y si posteriormente se continúa la relación vaginal puede causar infecciones. Si van a tener relaciones coitales, el varón debería usar un condón”.

5. Uso de fragancias: “No soy propulsor de las fragancias porque tienden a causar irritación”.

6. Tener conversaciones cotidianas durante el acto: “Evita a hablar de lo que hay que hacer en la casa al día siguiente ni conversaciones cotidianas. Tampoco estar pendiente a si tu pareja pone caras cuando llega al orgasmo, ni como se vería en una grabación. Es bueno hablar y gritar, pero evita mencionar el nombre de otras personas. No es nada agradable”.

7. Fingir el orgasmo: “Especialmente, muchas mujeres lo utilizan y eso no es bueno porque va creando una falsa seguridad en el varón, de que lo que está haciendo es un buen performance cuando verdaderamente no lo está haciendo. No es bueno ni para uno ni para el otro. La satisfacción debe ser mutua. Dirige a tu pareja a las áreas en donde te dan placer. Si todo el tiempo estás fingiendo, debes buscar ayuda profesional con un terapeuta sexual.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba