Loader
Realidad que impacta el diagnóstico y el tratamiento

El alzhéimer y ser mujer es una combinación poco estudiada

Se ha demostrado que existen varias diferencias; por ejemplo, hay regiones del cerebro que son más afectadas que otras según el sexo

  • Por El Mercurio / GDA
  • 22 JUN. 2018 - 11:38 AM
Photo
Las mujeres viven más y, por lo tanto, desarrollan más alzhéimer. (Shutterstock).
  • Compartir esta nota:

Si bien se ha avanzado en el estudio del mal de Alzheimer, hasta ahora ellas habían quedado en el olvido: se ha puesto poca atención a las diferencias con que se manifiesta la enfermedad en hombres y mujeres. Una realidad que impacta en su diagnóstico y tratamiento.

Este es el mensaje que dio la Red Interdisciplinaria sobre la Enfermedad de Alzheimer, de la Sociedad para la Investigación de la Salud de la Mujer -entidad que agrupa a diferentes centros e investigadores-, en un artículo donde enfatiza que se necesita más investigación al respecto.

El objetivo es "mejorar el diagnóstico y acelerar el desarrollo de nuevos tratamientos", precisa la doctora Pauline Maki, presidenta de la red, con sede en Washington, DC. "Debemos comprender mejor cómo las diferencias biológicas y socioculturales entre mujeres y hombres influyen en el desarrollo, la progresión y el tratamiento del alzhéimer".

Diferencias de género

Pese a que esta enfermedad que se caracteriza por la pérdida progresiva de la memoria fue descrita hace más de 100 años, recién en 2015 se comenzó a poner énfasis en las diferencias de género, según explica en Santiago la doctora Andrea Paula Lima, investigadora del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI) y dedicada al estudio de la enfermedad.

"Se ha demostrado que existen varias diferencias; por ejemplo, hay regiones del cerebro que son más afectadas que otras según el sexo. Además, las mujeres viven más y, por lo tanto, desarrollan más alzhéimer".

Factores hormonales y genéticos también influyen en cómo se manifiesta y evoluciona la enfermedad. La menopausia y problemas en el embarazo, así como desórdenes con los estrógenos y otras hormonas hacen a las mujeres más vulnerables a desarrollar esta patología.

Asimismo, la mujeres que presentan el factor de riesgo genético más común (el genotipo APOE 4) tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que los hombres que tienen el mismo genotipo.

La presentación y progresión del alzhéimer también difiere según los sexos. Después de recibir el diagnóstico, las mujeres suelen deteriorarse más rápido y a mostrar más signos de demencia que los hombres que tienen la misma cantidad de daño en su cerebro. Pero aún no se sabe el porqué.

"A nivel de la sintomatología más comportamental, en los hombres hay una tendencia mayor a la agresividad y en las mujeres, a alteraciones del juicio", comenta Lima.

Considerando que el tratamiento principal consiste en mejorar la calidad de vida de los pacientes y hacer que su evolución sea más lenta, "se necesitan más líneas de investigación para entender mejor el fenómeno en las mujeres y así poder tratarlas mejor", enfatiza Maki.

Eso, sin olvidar que las mujeres son quienes cargan mayoritariamente (más del 80% de los casos) con el cuidado de un paciente, y se ha visto cómo esta responsabilidad influye en el riesgo de alzhéimer para el cuidador.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba