Loader
Tratar la causa de la disfunción eréctil

Novel tratamiento para un viejo mal

La terapia médica utiliza ondas acústicas de alta frecuencia para mejorar el rendimiento sexual

Photo
La disfunción eréctil baja mucho la calidad de vida del paciente y afecta su autoestima. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En motivo de chistes o causa vergüenza en quien la padece, afecta la autoestima masculina y hasta provoca desavenencias matrimoniales.

A grandes rasgos, son algunas de las consecuencias que sufren los hombres con disfunción eréctil (DE), una afección que se caracteriza por la incapacidad persistente para conseguir y mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Un asunto de salud serio que, afortunadamente, hoy día tiene tratamientos que pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Además de los ya conocidos medicamentos orales —como Sildenafil (Viagra) y Tadalafil (Cialis)— los implantes de prótesis y técnicas quirúrgicas, como la revascularización peneana, ahora hay otra opción no invasiva, conocida como GAINSWave, explica la doctora Rosimar Torres-León, ginecóloga con subespecialidad en medicina funcional, quien hasta ahora es la única que la ofrece la terapia en Puerto Rico y el Caribe.

Se trata de una novel terapia médica que utiliza ondas acústicas de alta frecuencia para mejorar el rendimiento sexual y tratar la causa de la disfunción eréctil.

“A medida que los hombres envejecen, los vasos sanguíneos del área genital se debilitan y se van llenando de microplacas de ateromas. Cuando estos minúsculos vasos se van bloqueando, la sensibilidad del pene disminuye, lo que dificulta que los hombres logren y mantengan una erección”, explica Torres-León.

La ginecóloga destaca que las ondas acústicas provocan una especie de cambio celular que, a su vez, provoca la liberación de factores de crecimiento, lo que aumenta el flujo y el crecimiento de los vasos sanguíneos, además de estimular  el incremento de nuevos vasos sanguíneos.

Según Torres León, el doctor Richard Gaines, con oficinas en Miami, comenzó a usar esta técnica hace unos 10 años  y ha recopilado suficiente información para hacer una buena investigación que ha permitido corroborar sus beneficios. Además, destaca que es un tratamiento que también lleva varios años utilizándose en Europa.

“Yo voy anualmente al Congreso Internacional de la American Academy of Anti-Aging, en Las Vegas, y siempre se presentan tecnologías nuevas, pero muchas de ellas las tomo con pinzas porque soy bastante exigente y necesito saber que las cosas funcionan porque mis pacientes confían en mí. Así que, por tres años, estuve mirando desde lejos esta tecnología hasta que en noviembre pasado, la Asociación de Urología publicó que esta terapia podía ser una alternativa para la disfunción eréctil”, explica la especialista quien se adiestró para ofrecer el novel tratamiento junto a su enfermera práctica, Olguimer Santiago.

Sin embargo, aclara que no es una guía de tratamiento en urología para el tratamiento de disfunción eréctil. Pero afirma que es una alternativa no invasiva y sin efectos secundarios para aquellos hombres que están sufriendo de la afección.

Medicina funcional

La doctora Torres León explica que es ginecóloga holística, que atiende a sus pacientes como un todo, teniendo en cuenta el funcionamiento de los sistemas biológicos que regulan el organismo en su totalidad. Por lo tanto, enfatiza, necesita saber que lo que ofrece funciona.

Por eso dice que no ha tenido problemas para que los hombres acudan a su oficina, RestoraVita (Restorative & Anti-Aging Medicine, en la Torre de Plaza Las Américas).

“Me he convertido en médico de las parejas de mis pacientes mujeres. Lo que pasa es que ellas se sienten muy bien y me traen a sus esposos”, agrega la especialista, quien dice entre risas, que ahora los hombres la presentan como su ginecóloga.

“Es algo bien bonito y me llena de mucha satisfacción poder trabajar con parejas porque pienso que en el proceso de envejecimiento, de cambios hormonales, cambios corporales y hasta cambios en la vida, hay mucha sintomatología, pero queremos sentirnos bien y tener una relación de pareja”, agrega Torres León.

La disfunción eréctil es una situación que le baja mucho la calidad de vida al  paciente y afecta su autoestima. Muchos me dicen que no quieren hacer sentir mal a su esposa y todo eso tiene un efecto negativo en la relación”, añade.

Precisamente, señala que antes de ofrecer este tipo de terapia, atendía a varones que buscaban mejorar su salud a través de la medicina funcional y antienvejecimiento. Así, por ejemplo, además puede monitorear la salud general de los varones para ver cómo están sus niveles de insulina, tiroides, cortisol, nutrientes y testosterona, entre otros. Y, de la misma forma, también comenzó a escuchar que tomaban medicamentos para la disfunción eréctil.

“Pero se quejaban de sus efectos secundarios y de los altos costos del medicamento. Así que cuando traigo esta nueva terapia y se las presento a mis pacientes masculinos, muchos se interesaron”, comenta la ginecóloga, quien dice que en Puerto Rico 70 hombres  reciben la terapia desde febrero, cuando comenzó a ofrecerla.

Los pacientes que han recibido la terapia GAINSWave han reportado que les ha mejorado la calidad de la erección y han aumentado el rendimiento sexual. Es un  procedimiento que no necesita medicamentos ni cirugía, dura unos 25 minutos y puede potenciar la vida sexual de un hombre, a la vez que enfrenta la causa fundamental de la disfunción eréctil”, agrega la experta, tras indicar que su paciente más joven tiene 35 años y el de más edad tiene 74 años.  

Cómo se hace

La terapia se da con un aditamento que emite las ondas acústicas en el cuerpo del pene y la parte debajo del escroto, entre otras áreas. De diez a quince minutos antes de la terapia, el paciente se debe poner una crema anestésica a lo largo y alrededor del pene. Sin embargo, Torres León indica que no se debe a que la terapia cause algún dolor.

“Es una anestesia local para que los pacientes se sientan cómodos. Nosotros les proporcionamos la crema y ellos se la pueden poner en su casa y cuando llegan ya la anestesia ha hecho efecto”, explica Torres León.

La terapia dura entre 20 y 25 minutos y luego la persona puede volver a su trabajo o su rutina diaria. El efecto de la anestesia dura de dos a tres horas.

El costo del tratamiento varía según la cantidad de terapias que necesite el paciente. Por ejemplo, el costo de seis tratamientos es de $3,000 para una disfunción eréctil modera y 12 tratamientos para una disfunción severa, cuestan $6,000.

“Cuando la disfunción es moderada se recomiendan seis  tratamientos, pero si es severa pues se deben dar 12 o más. Al principio se dan dos veces en semana y si comienza a mejorar se  da uno a la semana. Cada tratamiento es individualizado, según las necesidades de cada paciente”, explica la especialista.

También se pueden añadir otras acciones para aumentar el flujo sanguíneo en esa área. Una es el uso de una bomba médica de succión que se utiliza en el pene para provocar una erección de cinco a diez minutos dos veces al día, una en la mañana y otra por la noche.

“Si el paciente tiene que utilizar medicamentos como Viagra o Cialis le decimos que los utilice porque en muchas ocasiones lo van a necesitar por un tiempo porque a veces está tan acostumbrado que se puede bloquear. Pero luego que van teniendo más confianza, van a comenzar a dejarlo”, agrega.  

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba