Loader
Genera controversia

Especialistas buscan regular el uso de fármacos bioequivalentes

El objetivo es asegurar que se trate de productos eficaces y sin riesgos para los pacientes, así como de un menor valor

  • Por El Mercurio / GDA
  • 15 JUN. 2018 - 01:00 AM
Photo
La función principal de los biosimilares es ahorrar costos en los sistemas de salud. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

A medida que el mercado de los medicamentos biosimilares crece, también lo hace el interés de los especialistas por regular su comercialización. Con ese objetivo en mente, la Liga Panamericana de Reumatología presentó en el marco de su congreso Panlar 2018, realizado en Argentina, un documento donde busca establecer consensos sobre el tema a nivel regional.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los biosimilares son productos farmacológicos -principalmente inyectables- parecidos en términos de calidad, seguridad y eficacia a un producto biológico original cuya licencia ya caducó. Es una suerte de símil de los genéricos en relación a los medicamentos químicos tradicionales.

"El tema de los biosimilares ha sido controversial, porque al decir que son copia de los originales de entrada suena diferente, y una persona que no conoce del tema no puede saber a profundidad", dijo el presidente de Panlar, el reumatólogo colombiano Carlo Caballero.

"Esa similitud se ha demostrado que por pequeñas variaciones que haya puede tener repercusiones en la salud, por lo que se debe garantizar su eficacia y seguridad, dos condiciones indispensables para poder aprobarlo", sentenció el líder de la Liga que representa a 21 países.

Más económicos
La Liga "creará un observatorio permanente de medicamentos, especialmente en biosimilares. Podremos tener una vigilancia periódica desde la institución para saber que está ocurriendo con ellos", aseguró el médico. Para el grupo de expertos, los biosimilares "deben ser considerados en el tratamiento de enfermedades reumáticas".

Los expertos buscan también establecer un plan de riesgo de manejo de estos medicamentos para que las agencias reguladoras puedan usarlas. Dentro de las prioridades se encuentra la eficacia, farmacovigilancia, regulación y seguridad.

Un punto clave es el aspecto económico, ya que, tal como con los genéricos, se espera que los biosimilares sean de un menor valor y más asequibles para la población. "La función principal de los biosimilares es ahorrar costos en los sistemas de salud. Aunque son buenos los biológicos, son costosos y muchos sistemas se ven restringidos, por lo que buscan forma de abaratar los costos y estos son una buena alternativa para tener mayor acceso a los pacientes", explicó Caballero.

"Tenemos diferentes modelos de salud en el continente -agregó el especialista-. Es toda una diversidad al momento de negociar, pero el hecho definitivo es que el biosimilar tiene que ser más barato".

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba