Loader
Prevención y tratamiento

Cuando los huesos se debilitan

La osteoporosis puede afectar todo el esqueleto y el primer signo puede ser una fractura

Photo
Se ha comprobado que el 20% de los ancianos que se fracturan una cadera, mueren dentro de un año por cualquiera de las complicaciones relacionadas con el propio hueso roto o relacionado a la cirugía para repararlo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Es la enfermedad metabólica ósea más prevalente en la sociedad moderna, con el agravante de que es “silenciosa”, debido a que los huesos se van debilitando sin que la persona note alguna  señal o advertencia.

Así es la osteoporosis, una afección crónica y progresiva que puede afectar todo el esqueleto y cuyos primeros signos pueden ser la fractura de un hueso, la disminución de estatura  o una curvatura en la parte superior de la espalda.

“La osteoporosis es más frecuente que el cáncer de mama y el de cérvix. Pero muchas mujeres están más pendientes de esas enfermedades que del riesgo de padecer de osteoporosis”, señala   la endocrinóloga Myriam Allende, profesora en el Recinto de Ciencias Médicas y presidenta del Capítulo de Puerto Rico de la  American Association of Clinical Endocrinologists  (AACE).

De hecho, la Fundación Nacional contra la  Osteoporosis (NOF en inglés) estima que hoy día mueren más mujeres de fracturas osteoporóticas que de todos los cánceres de ovario, cérvix y útero juntos. También reseñan que más de 70 millones de adultos en Estados Unidos se afectarán para el año 2030. 

En Puerto Rico no hay estadísticas recientes, pero se estima que casi la mitad de las mujeres mayores de 50 años puede tener osteoporosis, según el estudio LAVOS (Latin American Vertebral Osteoporosis Study) realizado en 2008, en el que también participó Argentina, Brasil, Colombia y México.

En ese momento, se indicó que la prevalencia de la enfermedad en la mujer puertorriqueña era de un 42 %. Mientras que para el grupo de mujeres de 80 años en adelante fue de un 69.8 %. Hasta la fecha, no se ha vuelto a realizar un estudio de este tipo, pero puede dar una idea de la importancia de la prevención y de un diagnóstico temprano.

Cabe resaltar que es una enfermedad que puede causar dolor permanente, que algunos pacientes pierdan altura y, si afecta a los huesos de la columna vertebral, puede producir una postura encorvada o una joroba, advierte NOF. También puede limitar la capacidad de movimiento, lo que  lleva al aislamiento de la persona o a  depresión. 

“Además, se ha comprobado que el 20 % de los ancianos que se fracturan una cadera, mueren dentro de un año por cualquiera de las complicaciones relacionadas con el propio hueso roto o relacionado a la cirugía para repararlo. Finalmente, muchos pacientes necesitan atención de enfermería a largo plazo”, agrega la información.

Vital la prevención
La prevención no es solo cuestión de estética por el temor a perder estatura. Es también ser consciente de que si estás a riesgo de padecer la enfermedad puedes tener fracturas  que  van a tener repercusiones negativas en la salud y la calidad de vida, advierte la doctora Allende. 

“Es una enfermedad silenciosa y, si no tienes conciencia de eso, lo vas a saber en el momento en que sufres una fractura espontánea. De ahí la importancia de la prevención o de un diagnóstico temprano”, recomienda la endocrinóloga, tras resaltar que las mujeres posmenopáusicas tienen un mayor riesgo debido a que la pérdida de estrógeno promueve que el hueso pierda calcio aceleradamente. 

“Si tienes un historial familiar de osteoporosis, si eres posmenopáusica, fumas, tienes un consumo alto de bebidas alcohólicas y no haces ejercicios, estás a riesgo de padecer osteoporosis”, indica la especialista. 

De la misma forma lo están las  mujeres muy delgadas, de piel blanca, las que padecen de artritis reumatoide o que toman  cortisona de forma crónica, o las que tienen una dieta deficiente en calcio y vitamina D. 

Si  estás en esos grupos de riesgo, la doctora Allende recomienda que consultes con un especialista en endocrinología para que te hagas una densitometría ósea, que es una prueba para medir la densidad del hueso y que puede detectar si hay  osteoporosis u osteopenia, el precursor de la enfermedad.

Tratamiento eficaz
Afortunadamente, hoy contamos con varios agentes farmacológicos eficaces que pueden reducir el riesgo de  fractura cuando se utilizan adecuadamente. Los más usados son los bifosfonatos, medicamentos que limitan la actividad de determinadas células óseas que contribuyen al debilitamiento óseo y al deterioro que causa la osteoporosis.

Sin embargo, todo tratamiento  debe incluir una ingesta adecuada de calcio y de vitamina D, así como modificar estilos de vida  nocivos a la salud ósea, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la vida sedentaria, recomienda la doctora Allende.
Según NOF, la comida es la mejor fuente de calcio. Por ejemplo, los productos  lácteos, como la leche baja en grasa y sin grasa, el yogur y el queso. 

“Trata de comer alimentos ricos en calcio y/o los suplementos en cantidades más pequeñas durante todo el día, preferiblemente con una comida”, recomienda la organización médica, donde también se indica que el calcio se absorbe mejor cuando se toma en cantidades de 500 a 600 mg o menos.

Mientras que la cantidad adecuada de vitamina D ha sido objeto de controversia, pero los  especialistas en condiciones óseas metabólicas coinciden en que la reducción de fractura se logra con una ingesta diaria de entre 800 a 1,000 IU de vitamina.

Osteoporosis en hombres
Entre las causas principales de esta enfermedad en los varones, la Fundación Nacional contra la  Osteoporosis menciona los bajos niveles de testosterona, uso crónico de cortisona, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo e historial familiar de la enfermedad, entre otros.

Señala, además, que un tercio de todas las fracturas de cadera en el mundo se producen en los hombres y tienen tasas de mortalidad de hasta 37 % en el primer año después del accidente.

En contraste, indica que en estudios epidemiólogicos se ha encontrado que  después de una fractura de muñeca, en un 53 % de las mujeres se medía la densidad mineral ósea, pero en los hombres era de solo un 18 %. Además, apenas un 21 % de los varones iniciaba tratamiento con suplementos de calcio y vitamina D a los seis meses de la lesión, frente a un 55 % de las mujeres; y solo el 3 % de los hombres, frente al 22 % de las mujeres, comenzó a tomar los bifosfonatos, un tratamiento farmacológico común para aumentar la masa ósea.

Lo que te puede ayudar
Consulta con tu médico los riesgos de sufrir de osteoporosis y si debes hacerte las pruebas necesarias para detectar a tiempo cualquier disminución ósea. Aquí algunas recomendaciones:

  • Haz ejercicios. Las actividades físicas que implican soportar peso y los ejercicios que mejoran el equilibrio y la postura pueden fortalecer los huesos y reducir la probabilidad de fractura. Mientras más activo y sano seas a medida que envejeces, menos probabilidades tendrás de caerte y fracturarte un hueso.
  • Lleva una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en calcio y vitamina D. Tener bajo peso o bajar mucho de peso   está relacionado con una mala salud ósea y un mayor riesgo de fractura.
  • Limita el consumo de alcohol. Si optas por beber alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa  una copa diaria para las mujeres de todas las edades y   hasta dos copas por día para los hombres de 65 años o menores.
  • No fumes. El tabaquismo acelera la disminución de la masa ósea y disminuye la producción de estrógeno en las mujeres.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba