Loader
Prevención

Una dieta rica en antioxidantes ayuda a mitigar efectos del tabaco

Los especialistas recomiendan recuperar a través de la alimentación las vitaminas y minerales que se pierden por efecto del cigarrillo

  • Por El Mercurio / GDA
  • 13 MAR. 2018 - 01:50 AM
Photo
Se recomienda a los fumadores incrementar en 35 miligramos el consumo de vitamina C. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Daniel Seijas, psiquiatra del programa No Fumo Más y jefe de la unidad de adicciones y tabaco de la Clínica Las Condes, aclara que "los jóvenes fuman porque la mayoría presenta algún tipo de ansiedad. No son conscientes de que el humo del tabaco causa un daño acumulativo en el cuerpo. Las enfermedades respiratorias y del sistema circulatorio aparecen cuando son mayores".

Un informe de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) dice que existe una relación directa entre fumar y una disminución de los niveles de antioxidantes en la sangre.

Claudia Villarroel, nutrióloga de Clínica Santa María, dice que "cada vez que se inhala el humo del cigarro, el cuerpo utiliza toda su energía en contrarrestar sus efectos nocivos. Esto genera un déficit de antioxidantes como la vitamina C".

Por eso recomienda recuperar lo perdido con una alimentación que tenga abundantes frutas y verduras. Estos alimentos aportan un alto contenido de vitamina C, vitaminas del complejo B (B1, B2, B12 y ácido fólico), y minerales como calcio, hierro, yodo y magnesio.

El Food and Nutrition Board de EE.UU. y Canadá, recomienda a los fumadores incrementar en 35 miligramos el consumo de vitamina C, por sobre los 60 a 90 miligramos diarios indicados para un adulto, los que equivalen a consumir de una a dos mandarinas más al día.

"Quienes fuman no deben olvidar hidratarse más que aquellos que no lo hacen, ya que el elimina las toxinas y mantiene la piel fresca y le devuelve su vitalidad", recomienda Carolina Miranda, nutricionista de Fox Fit Chile. Su consejo es reemplazar el café por té verde, que hidrata y tiene un alto contenido de polifenoles y catequinas, que son anticancerígenos.

Un día de alimentación antihumo
En el caso de una persona que fuma una cajetilla diaria, Carolina Miranda aconseja una dieta que se inicia con un jugo cítrico, ya sea de naranja, limón o pomelo, "por sus altas dosis de vitamina C". El desayuno debería ser un yogur batido con berries y pan integral con quesillo.

"Los berries tiene polifenoles, excelentes antioxidantes". Un poco antes de mediodía, lo recomendado son frutos secos o fruta.

Al almuerzo, un plato de lentejas con ensalada: "Las legumbres son carbohidratos de absorción lenta, aportan antioxidantes, ácido fólico y, además, entregan saciedad. Las verduras como kale o brócoli tienen los antioxidantes que se consumen cuando se fuma".

En la tarde, una fruta o un yogur, y para cenar, pescado a la plancha con tortilla de acelga  (planta hortense de la familia de las quenopodiáceas, comestible, de hojas grandes, anchas, lisas y jugosas, y cuyo pecíolo es grueso y acanalado por el interior).

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba