Loader
Posible causa de fuertes ronquidos

Los riesgos de la apnea del sueño

Aproximadamente, afecta entre un 20 a 30% de los pacientes hombres y de un 10 a 15% de las mujeres, según datos estadísticos de los Estados Unidos

  • Por Rosángela L. Fernández Medero, MD, MPH, FACP, FCCP
  • 10 FEB. 2018 - 01:00 AM
Photo
El paciente con apnea puede presentar pobre concentración, dolores de cabeza en las mañanas y urgencia de orinar por las noches. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La apnea del sueño es un trastorno de salud serio y es común en nuestra población. Aproximadamente, afecta entre un 20 a 30% de los pacientes hombres y de un 10 a 15% de las mujeres, según datos estadísticos de los Estados Unidos. Esta condición se caracteriza por disturbios al dormir porque la respiración se interrumpe o se hace muy superficial. El tipo más común es la apnea obstructiva del sueño. Esta causa un colapso o cierre en las vías respiratorias durante el sueño, en especial en las etapas del sueño profundo.

Los síntomas más comunes son: ronquido fuerte al dormir, pausas en la respiración mientras el paciente está durmiendo, fatiga, cansancio y sueño excesivo durante el día. El paciente con apnea también puede presentar pobre concentración, dolores de cabeza en las mañanas y urgencia de orinar por las noches.

Algunas condiciones que incrementan el riesgo de apnea son: hombres mayores, personas que tienen sobrepeso, congestión nasal, fallo cardíaco, enfermedades crónicas del riñón, derrames cerebrales o problemas respiratorios como enfisema pulmonar.

El riesgo también aumenta durante el embarazo, en personas con hipotiroidismo y en mujeres con síndrome de ovario policístico. Tanto en hombres como en mujeres, el mayor factor de riesgo es la obesidad.

El diagnóstico se basa en su historial médico, un examen físico y en los resultados de un examen del sueño. El examen del sueño se llama una polisomnografía nocturna. Durante este examen, el paciente dormirá con un monitoreo de sus ciclos y patrón del sueño y se puede registrar cómo fluctúa su nivel de oxigenación.

Las consecuencias en la salud de esta enfermedad sin el debido tratamiento incluyen: hipertensión, eventos cerebrales y condiciones del corazón incluyendo arritmias cardiacas e infartos.

Si tienes apnea del sueño, es importante que recibas tratamiento y orientación de tu médico de inmediato. Estos pueden incluir cambios en el estilo de vida como perder de peso con dieta y ejercicios. También se pueden mejorar los hábitos del sueño como: no tomar productos con cafeína en exceso, mantener un ambiente agradable en la habitación antes de dormir y evitar comer o ver televisión justo antes de acostarse, y dormir a la misma hora.

La gran mayoría de los pacientes necesitarán aparatos o máquinas con mascarillas que se ajustan en la nariz o que cubran la nariz y boca para mantener la respiración en un patrón adecuado durante toda la noche. Esto evitara que la oxigenación baje a niveles peligrosos. También existen dispositivos bucales que se pueden hacer a la medida y se colocan en la boca y, en algunos casos, cirugía.

Cuando el sueño se interrumpe durante la noche, se puede estar muy somnoliento durante el día, por lo que las personas con apnea del sueño tienen mayor riesgo de sufrir accidentes de tránsito, accidentes de trabajo y otros problemas médicos. Así que el tratamiento y la ayuda médica son esenciales para evitar consecuencias mayores.

La autora es especialista en medicina interna, neumología y cuidado crítico en HIMA San Pablo Caguas. Para información, llama al 787-900-4763 o al 787-653-6060.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba