Loader
Otros beneficios

Nuevos usos para la cafeína

Además de ser un estimulante del sistema nervioso central de acción rápida, también ha sido incluida desde hace años en productos cosméticos y en recetas caseras

  • Por El Mercurio / GDA
  • 31 ENE. 2018 - 05:00 AM
Photo
  • Compartir esta nota:

El café se puede mezclar con el champú para darle brillo al pelo, con aceite de sésamo para tratar las ojeras, con miel para proteger la piel del efecto de los radicales libres. Especialistas en piel explican aquí cómo y por qué.

No es casual que muchas personas quieran tomar café al comenzar el día: la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central de acción rápida. Al ser absorbida pasa rápidamente hacia el cerebro. Además, tiene una función diurética, por lo que aumenta la eliminación de líquidos de nuestro cuerpo.

En términos estéticos, tiene mala fama. En exceso, disminuye la humedad y la piel se ve apagada. En dosis razonables no incide en el aumento de la celulitis. Pero al tomar tres o más tazas, comienza a ser un elemento clave en este problema de la piel.

Este escenario cambia cuando la cafeína se aplica sobre la piel, dice la doctora Javiera Guarda, dermatóloga, porque actúa como agente lipolítico que estimula la eliminación de grasas debido a su efecto estimulante. También es antioxidante, gracias a su aporte de polifenoles. "Transforma los triglicéridos contenidos en el adipocito en ácidos grasos libres, los cuales son más fáciles de eliminar, por eso la cafeína se ha incluido en cremas como agente anticelulítico", explica la doctora.

Si bien la cafeína ha sido incluida desde hace años en productos cosméticos -hace poco apareció hasta un esmalte de uñas que la contiene-, también se utiliza en recetas caseras. La doctora Guarda explica que los beneficios asociados con este tipo de preparaciones no están probados científicamente, pero sí se sabe que estos ingredientes son antioxidantes, vasoconstrictores y diuréticos. Recomienda mezclar café en polvo con miel y una clara de huevo y aplicar sobre la cara por 20 minutos. Esto sería útil, dice, para ayudar a proteger la piel de los radicales libres.

El café también puede usarse como base para un exfoliante casero, al mezclar sus gránulos molidos con aceite de oliva o coco. Frotar esta mezcla sobre la piel genera una exfoliación profunda y activa la circulación, lo que favorece la eliminación de líquidos retenidos, grasas y toxinas acumuladas.

Doris Martínez, esteticista y técnico en nutrición de los centros de estética Les Gémeaux Esthetique, asegura que el uso continuo de esta combinación de café y aceites, en la ducha o en masajes caseros, entrega buenos resultados, siempre que "sea un hábito y se acompañe con la ingesta de abundante líquido y una dieta adecuada".

Otra forma de aprovechar el café en la ducha, agrega, es combinándolo con el champú, donde logra una limpieza profunda del cabello y cuero cabelludo y deja el pelo muy brillante.

Muchos cosméticos para combatir las ojeras incluyen cafeína, pues su capacidad para estimular la circulación sanguínea ayuda a descongestionar y bajar la hinchazón. Un efecto similar, dice Doris Martínez, se puede obtener al mezclar café con aceite de sésamo y aplicar esta pasta, rica en vitamina E y minerales, mediante una suave exfoliación en la zona.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba