Loader
Mascotas

Los perros son lo que comen

Al igual que los humanos, las mascotas tienen requerimientos diferentes en las distintas etapas de su desarrollo

  • Por Rita Iris Pérez Soto
  • 16 JUL. 2017 - 12:00 AM
Photo
El mercado de los alimentos para los animales, especialmente para perros y gatos, tiene una oferta amplia de acuerdo con la edad y la raza. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Al igual que todo ser vivo, las necesidades nutricionales de los animales específicamente las mascotas como los perros pequeños tienen requerimientos diferentes en las distintas etapas de su desarrollo.

Las primeras seis semanas, la leche materna constituye su alimentación principal hasta el proceso de destete. Tras lo cual, según el doctor Elvin Reyes se recomienda que “tan pronto deje de ingerir la leche materna, a eso de las 6 semanas a dos meses, comience a alimentarse con comida seca ya que tiene varias ventajas además de contener todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para su sano desarrollo”.

Ventajas de la comida seca

La comida seca en comparación con la húmeda tiene las siguientes ventajas:

  • Es más digerible
  • El volumen de defecación es menor
  • Facilita la higiene oral
  • Si no se consume la porción en su totalidad, es más fácil de guardar
  • Problemas en la higiene oral

“El perro pequeño suele tener más problemas con sus muelas y dientes que los de tamaño grande porque su boca, al igual que sus dientes, son más pequeños y tienden a acumular más restos de los alimentos (placa bacteriana) por lo que tienden a desarrollar mal aliento”, especifica el veterinario.

Sobrealimentación puede enfermarlos

Los requerimientos nutricionales de un chihuahua no son iguales a los del gran danés por razones obvias de tamaño. Sin embargo, los dueños de estos animales (gran danés) suelen aumentar su consumo de alimentos cuando están en desarrollo porque sienten urgencia de verlo grande. Pero, a la larga, esta costumbre desarrolla en el animal una serie de problemas de salud en su sistema digestivo, intestinos y caderas. Un  perro pequeño tiene una expectativa de vida de entre 15 a 16 años y uno grande alrededor de 10 años. Ambos pueden desarrollar condiciones de salud que requieran alterar su patrón alimentario por recomendaciones médicas. En el mercado existe un ofrecimiento amplio para atender estas necesidades de acuerdo con la condición de salud y las instrucciones del veterinario.

Frecuencia en la ingesta de alimentos

En cuanto a la cantidad de alimentos a ingerir, el doctor Reyes recomienda que, cuando el perro es menor de dos meses, se le brinde el equivalente a una taza de comida diaria divida en tres porciones la misma cantidad de veces al día, porque todavía no regula sus niveles de azúcar apropiadamente. Por lo regular, la parte de atrás del empaque en el que viene la comida tiene instrucciones sobre la cantidad de comida a ofrecerle.

Evita darles comida hecha en la casa

Bajo ninguna circunstancia, des a tu perro alimentos  confeccionados en el hogar, pues hay que  cuidar el estómago del can pequeño que podría padecer trastornos en su sistema digestivo. Además, puede acumular sarro en los dientes.

El mercado de los alimentos para los animales, especialmente para perros y gatos, tiene una oferta amplia de acuerdo con la edad y raza, entre otras especificaciones. Además de la comida, la mascota debe tener agua disponible todo el tiempo.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba