Loader
El amor nunca es el mismo

Estos son los tres tipos de amor que experimentarás en tu vida

Todo cambia según el tiempo, la edad y la intensidad en la que nos enamoramos. Y tú, ¿en qué etapa te encuentras?

  • Por El Comercio / GDA
  • 08 NOV. 2018 - 09:22 AM
Photo
Lo valioso de cada una de estas fases amorosas es que brindan experiencia, inteligencia emocional e intuición. (Sharon McCutcheon / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Un artículo de la revista Marie Claire ha traído a la conversación los tres tipos de amor que experimentamos a lo largo de nuestra vida. Para la psicología, esto se da según la edad y la experiencia que tenemos, tornando las relaciones que vivimos de un espíritu particular. 

Serán muchas las veces que te enamores, pero cada una de estas relaciones encajará perfectamente en alguno de los tipos de amor que existen. Además, no se trata de vivir cada tipo con una persona distinta, hay casos en los que una misma pareja evoluciona por todos los tipos de amor. 

Lo valioso de cada una de estas fases amorosas es que nos brindan experiencia, inteligencia emocional e intuición; factores importantes para conseguir, en un futuro no muy lejano, el amor verdadero. 

1. Amor idealista

También conocido como el de “cuento de hadas”, este es el tipo de amor que vivimos en la adolescencia y que creemos durará toda la vida. A menudo es desenfrenado, con una carga excesiva de sueños y promesas. Cuando se termina, sufrimos la primera decepción de un corazón roto.

2. Amor por necesidad

Según la psicología, este tipo de amor se caracteriza por la duda y el sentimiento de abandono. Este se desarrolla cuando empezamos a enfrentarnos con la realidad y descubrimos (de golpe) los altibajos que implica el enamoramiento. En este momento sentimos la “necesidad” de ser amados, por lo que no paramos de buscar el amor y muchas veces caemos en ideales que solo terminan como más corazones rotos

3. Amor inesperado

Esta forma de amor aparece en nuestra vida de improviso. Al principio es desconcertante, ya que no se presenta como perfecto y cargado de ilusiones. Es un amor más maduro, aceptamos al otro tal y como es. La comprensión, la complicidad y la sinceridad son piezas claves de este tipo de relaciones. Es el más duradero, ya que no lo tomas por necesidad, sino que eliges compartir tu vida con esa persona como convicción propia.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba