Loader
Cuatro opciones

Con flores las palabras sobran

Alternativas creativas y con un toque romántico para celebrar el amor

Para Anabelle Barranco, las flores deben regalarse durante todo el año. (vanessa.serra@gfrmedia.com)
  • Compartir esta nota:

El 14 de febrero es un día icónico y, si bien es cierto que no hay que esperar a que llegue esta ocasión para sorprender a la persona que está a tu lado,  es uno de los momentos ideales para tener un detalle especial. 

Como es  tradición, este mes se dan muchos regalos, pero las flores son las protagonistas. Sin embargo, muchos consumidores desconocen por qué regalarlas y las diferentes formas de hacerlo, más allá de lo tradicional. 

“Para mí las flores deben regalarse durante todo el año”, asegura Anabelle Barranco, propietaria de STEM Events, compañía dedicada a la decoración y ambientación de bodas y eventos corporativos. “Pero en San Valentín se hace más especial, quizás por el color rojo que es tan emblemático y siempre está presente o quizás porque la gente no está acostumbrada a recibir flores durante todo el año y esta celebración se presta para eso”, añade. 

De hecho, la tradición se origina desde la historia de San Valentín, el sacerdote romano que se dedicaba a casar en secreto a las parejas cuando el matrimonio estaba prohibido. Por esta desobediencia y rebeldía de la época fue descubierto y ejecutado el 14 de febrero. Así, a nombre de todas las parejas que unió, los agentes de la ley no dudaron en plantar un jardín de rosas en su honor. 

“De ahí la importancia y la tradición de regalar flores. No tienen que ser tantas. Puede ser una o, de igual manera, hacerlas presentes con pétalos en la cama cuando llegues de la oficina. Pero creo que es algo esperado, aunque muchos opinen lo contrario”, continuó la graduada de la Flower School of New York y quien lleva más de diez años en la industria. 

Más allá de la historia, es importante resaltar las razones por las que regalar flores puede ser un acto extraordinario, que implica admiración, sorpresa y, por supuesto, amor. Y es que -según la experta- las rosas rojas denotan pasión, belleza y “con ellas las palabras sobran”. 

Además, las flores funcionan cuando hay que resolver algún mal entendido y son una buena medicina cuando alguien está enfermo. Por esto, si quieres sorprender de verdad no basta regalar únicamente un ramo, pues puedes adornarlo y personalizarlo incluyéndolo en un centro de mesa, acompañado con una botella de vino o con “cupcakes”. 

“Se trata de un regalo realmente hermoso y de corazón y, cuando le añades tu creatividad, cobra otro sentido y valor. Eso siempre da un toque extra de cariño y dedicación por más sencillo que sea. A esto no le puede faltar la postal o la carta escrita a puño y letra, recordado que el detalle inolvidable en la mayoría de las ocasiones se encuentra en las pequeñas cosas”, recomienda la experta.

A continuación, Barranco muestra cuatro opciones que puedes hacer, con un presupuesto módico:

1. Sofisticación: La decoradora recomienda que “si no tienes tiempo o las destrezas de ensamblar un arreglo de flores, contrata una compañía especializada, tómate tiempo de describirle a la persona que lo recibirá y sorpréndelo con una entrega en su trabajo”. 

Photo

2. El clásico ramo: Utiliza cualquier tipo de papel para cubrir las flores: papel de estraza, “tissue paper” o  periódico. Con un aerosol puedes personalizar el papel. Coloca diferentes capas de flores (una encima de la otra) en línea recta y que sobresalgan. Crea diversas combinaciones de colores, flores y texturas. Una vez hayas terminado, enrolla el papel junto con las flores y amarra con cinta de tela. 

Photo

3. Un dulce presente: “Esta alternativa está al alcance de todos”, comenta. Solo necesitarás una caja de regalo, cinta decorativa de tela y una flor natural (preferiblemente una rosa). ¡Manos a la obra! Coloca los 'cupcakes' dentro de la caja, séllala con cinta adhesiva, haz un lazo con la cinta de tela y pégalo a la caja junto a la flor. “Puedes compartirlo con tu pareja, grupo de amistades o compañeros de trabajo”. 

Photo

4. Menos es más: Una versión más sencilla es utilizar una botella elegante de vino y utilizarla a modo de jarrón, explica la florista. En esta alternativa la flor es la estrella. Puedes usar desde el tradicional girasol hasta una flor más delicada y olorosa como la peonía. 

Photo

Para más detalles, búscala en Facebook e Instragram: STEM Events o llama al 787-501-8543. 

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba