Loader
Crianza

Consejos para tener una buena comunicación con tu adolescente

Entérate de las recomendaciones de una experta para evitar desacuerdos durante la comunicación

Photo
Mantener la buena comunicación con ellos es esencial para que el proceso de crecimiento transcurra de la mejor manera. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Manejar la transición entre la niñez y la madurez de los  hijos puede ser complicado. Ya no estamos hablándole a un niño, pero tampoco a un adulto consciente del impacto de sus decisiones. Este punto medio entre ambos escenarios es el reto más grande de la adolescencia. Una etapa donde las libertades y las responsabilidades se amplían, mientras los jóvenes comienzan a buscar su propia identidad e independencia.

Mantener la buena comunicación con ellos es esencial para que el proceso de crecimiento transcurra de la mejor manera. Lo que muchos padres se preguntan es cómo lograr esta meta, si a veces pareciera que hablan un idioma distinto al de sus hijos.

Marta Rossy Fullana, psicóloga escolar, recomienda recordar que durante la adolescencia los chicos comienzan a pensar por sí mismos y se dan cuenta de que pueden retar las instrucciones de sus padres.  

“Es importante ser  empático, ponerse en los  zapatos de ellos”, destaca.

De acuerdo con su experiencia, muchos  padres tienden a  sermonear en exceso, criticar o juzgar a sus hijos. El problema con esta actitud es que promueve el conflicto y el distanciamiento.

Es más efectivo que los padres se dediquen a tratar de entender al adolescente y ofrecerle modelo y herramientas de cómo debe expresar sus emociones y lidiar con las situaciones nuevas que enfrenta. No hay que olvidar el momento que ellos viven, repleto de nuevas experiencias, descubrimientos y retos para los que a veces no se sienten preparados. Aunque no lo demuestren, los adolescentes necesitan guía; solo que de una manera distinta a cuando eran menores.

Ya no necesariamente irán directamente a pedirte ayuda. Deberás estar pendiente, escuchar, observar sus intereses para saber cómo mantener la comunicación abierta. No olvides que la misma debe ser respetuosa.

“Los adolescentes están pasando por muchos cambios psicológicos, físicos, psicosociales y emocionales. En esa transición están buscando su individualidad. Los padres deben dejarlos ser ellos mismos, manifestarse. Que sientan que pueden pensar y ser como ellos son, aunque sea diferente a los mayores”, aconseja Rossy.

En cuanto a la disciplina, la psicóloga considera que es más efectivo establecer acuerdos con el adolescente que imponer reglas inflexibles. El estilo demasiado estricto o autoritario lo único que logra es bloquear la comunicación.

Por ejemplo, si el tema es las salidas a fiestas o con amigos, proponle una hora pero sé consciente de que quizás él querrá negociar, así es que deja espacio (quizás una media hora) para extender el permiso y así lograr que se sienta comprendido.

Asimismo, cuando tengas que corregir una conducta, ofrece ejemplo y no estalles cuando tengas coraje. Prefiere estar calmado, ordenar tus ideas y expresar específicamente qué esperas la próxima vez.

Cuando a pesar de tus esfuerzos sientas que no sabes cómo manejar alguna situación, busca ayuda profesional para aprender herramientas de comunicación que pueden hacer la diferencia entre mantenerte cerca de tus hijos o distanciarlo de ti en un momento que tanto te necesita.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba