Loader
Salud mental

4 consejos para ayudar a tu adolescente a manejar la depresión

Cuando los sentimientos de tristeza y desesperanza no desaparecen y se afecta el diario vivir, hay que buscar ayuda

  • Por Por Dentro
  • 04 SEP. 2017 - 07:00 AM
Photo
Más de 19 millones de jóvenes y adultos tienen depresión. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

La depresión es más que sentir tristeza o pasar un mal día… eso puede ocurrirnos a todos, sin importar la edad. Sin embargo, cuando esos sentimientos de tristeza y desesperanza no desaparecen y se afectan las actividades del diario vivir, estamos ante un cuadro de depresión.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, más de 19 millones de jóvenes y adultos tienen depresión. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades detallan que los síntomas pueden incluir:

- Sentirte triste o ansioso con frecuencia o todo el tiempo.

- No querer realizar actividades que antes eran divertidas.

- Sentirte irritable, frustrado con facilidad o intranquilo.

- Tener dificultad para dormir o seguir durmiendo.

- Levantarte muy temprano o dormir demasiado.

- Comer más o menos de lo usual o no tener apetito.

- Tener malestar, dolores, dolores de cabeza o problemas estomacales que no se mejoran con tratamiento.

- Tener dificultad para concentrarte, recordar detalles o tomar decisiones.

- Sentirte cansado, después de dormir bien.

- Sentirte culpable, que no vales nada o desamparado.

- Pensar en el suicidio o en hacerte daño.

¿Qué puedes hacer como padre?

Si eres un padre o cuidador, es importante que le des espacio a tu adolescente para expresar sus sentimientos y buscar ayuda si alguno de los síntomas mencionados está presente. Estas son algunas recomendaciones del Instituto Nacional de Salud Mental, adscrito a los Institutos Nacionales de la Salud.

1. Consideren la terapia. Habla con tu adolescente sobre la necesidad de buscar ayuda profesional y busca un psicólogo, psiquiatra, consejero o trabajador social especializados en adolescentes. Estos profesionales pueden ayudarle a entender y manejar sus sentimientos y emociones, y a pensar positivamente para manejar las situaciones adversas del día a día. La terapia de conducta cognitiva y la psicoterapia son estrategias son intervenciones probadas para manejar la depresión.

2. Consideren el uso de medicamentos. En ocasiones, es indicado el uso de medicamentos antidepresivos. Como padre, es esencial que lo lleves a su cita regularmente y le ayudes a adherirse a su tratamiento. Además, debes ser enfático en explicarle lo positivo de buscar ayuda y cuán importante es para que se sienta mejor. A veces, una combinación de estrategias de manejo de conducta y medicamentos es la manera más certera para tratar la depresión.

3. Insta a tu adolescente a quererse y a ser bueno consigo mismo. Exhórtalo a que practique algún deporte al aire libre o alguna técnica de relajación, a que vaya a más actividades familiares, a que salga con sus amigos y que no tenga miedo de expresar sus sentimientos de una manera positiva.

4. Explícale, junto al profesional de la salud o de la conducta, que la depresión no es culpa suya o que fue causada por algo que hizo mal. Debe saber que es un desorden tratable y que puede surgir por el estrés de la vida diaria, aún a su corta edad, como puede ser, la vida escolar, cambios familiares e, incluso, cambios químicos en su cuerpo, así como por factores genéticos.

Si existen pensamientos de suicidio, llama 7/24 a la línea PAS de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), al 1-800-981-0023, o a cualquier hospital o institución de salud mental. Buscar ayuda es esencial y lo más importante del proceso es escucharles sin juzgar.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba