Loader
Proceso de total comunicación

Proceso fisiológico de la lactancia materna

La leche materna surge por medio de la participación de nervios y hormonas

  • Por Lcda. Yarelis Pizarro Rosado
  • 10 AGO. 2017 - 11:36 AM
Photo
Los recién nacidos necesitan inmediatamente contacto piel a piel con su madre. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Es muy común que la madre crea que no produce suficiente cantidad de leche para alimentar adecuadamente a su bebé. Los primeros días no es raro esta preocupación considerando todos los comentarios que escucha a su alrededor. Sin embargo, esto puede llegar a ser un problema de producción de leche real si la madre con ansiedad desconfía de su capacidad de amamantar y no lacta con frecuencia al bebé.

La madre para producir leche, solo necesita una cosa, pegarse al bebé para que lacte hasta la saciedad. Mientras más succiona el bebé, mayor cantidad de leche producirá la madre.

La leche materna surge por medio de la participación de nervios y hormonas. Es un proceso de total comunicación entre la madre y el lactante. A continuación, de una manera simple entenderás cómo funciona la lactancia materna:

  1. Al succionar el pezón, se envía, por medio de receptores sensoriales, información al cerebro de que es necesario producir leche.
  2. En el cerebro, se libera las hormonas prolactina y oxitocina, que viajan a través de la sangre hasta las glándulas mamarias.
  3. La prolactina estimula las células responsables de producir leche.
  4. La oxitocina al contraer las células musculares del seno, obliga a la leche a salir hacia los conductos que la almacenan hasta que ocurra la succión. 
  5. El almacén temporero de leche se vacía gracias a la succión que realiza el bebé.

La lactancia debe comenzar en la primera hora de vida. Los recién nacidos necesitan inmediatamente contacto piel a piel con su madre; hay descargas hormonales que facilitan el reconocimiento del olor materno, muy importante para establecer el vínculo y la adaptación al nuevo ambiente. Esto a su vez, permite mejor agarre al pecho y realizar la primera toma de leche de manera exitosa. La lactancia no debe ser un momento difícil. La clave está en conocer tu cuerpo, tener confianza en ti y saber que le estás regalando salud en cada gota a tu bebé.

Recuerda: Edúcate, rodéate de personas que sirvan de apoyo en el proceso y, sobre todo, disfruta ese momento de apego y bienestar que le brindas a tu bebé. ¡Apodérate de la lactancia materna!

La autora es nutricionista dietista. 

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba