Loader
Perros y gatos

Libera a tu mascota de las plagas

Las pulgas y garrapatas gustan de los perros y gatos porque necesitan de un huésped para alimentarse y transportarse

  • Por Rita Iris Pérez Soto/ Especial para Por Dentro
  • 02 JUL. 2017 - 12:00 AM
Photo
La brown dog tick puede vivir hasta 6 meses sin alimentarse adherida a cualquier superficie. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Las pulgas son insectos y las garrapatas son arácnidos. Ambas se alimentan de la sangre de las mascotas. “La garrapata brown dog, muy común en la isla, es resistente, incluso, a los productos que pueden matar otro tipo de garrapatas. Si la etiqueta del producto no especifica que es efectivo contra el brown dog tick no la utilices, perderás tu dinero y tu tiempo”, advierte el doctor Víctor Collazo Morales expresidente y miembro de la Junta de gobierno del Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico.

Conócelas

La brown dog tick puede vivir hasta 6 meses sin alimentarse adherida a cualquier superficie. En su desarrollo, pasa por varias etapas desde huevo, larva, ninfa y adulto. Se engancha en la piel para chupar y se agarra a través de unos ganchos que posee en su boca.

En cuanto a las pulgas, su desarrollo la lleva desde huevo, larva, pupa y adulto. En su etapa adulta, vive en el animal la mayoría del tiempo. “Cuando se observa una pulga, esta representa el 5 por ciento de las pulgas que se encuentran en el animal y el ambiente donde descansa”, agrega el veterinario.

Identifícalas

Se distingue la garrapata de la pulga porque a la primera podemos sacarla con unas pinzas pero la pulga es muy rápida dificultando su agarre. Las pulgas, contrario a la garrapata, no tienen una boca especializada para succionar. Muerden y rasgan la piel (lo que produce un dolor intenso) y chupan la sangre que sale de la herida.

Peligros para la salud de los humanos

Ambas (pulgas y garrapatas) pueden causar anemia y hasta la muerte de no recibir el tratamiento adecuado.

La garrapata puede transmitir anaplasmosis y la enfermedad de la garrapata que daña la capacidad de coagulación de la sangre.

Las pulgas pueden transmitir parásitos intestinales.

También se producen reacciones alérgicas a la saliva de la pulga con un picor intenso.

Control

“Lo ideal es contratar los servicios de un fumigador profesional pues puede manejar productos que requieren licencia para ser utilizados. La fumigación debe ser una vez al mes por un periodo de 4 a 6 meses porque no hay manera de cubrir el 100 por ciento de la superficie a fumigar”, sugiere el Dr. Collazo Morales. Asimismo, recuerda que “los huevos y la pupa de la pulga son impermeables. Si se fumiga una vez no se alcanzan. Además, hay que protegerse de los vecinos que no cuidan sus animales y no fumigan su casa y patio”.

Los “shampoos” no tienen acción residual. Es decir, el efecto del producto dura lo que dura el baño.

Muchos “dips” se han dejado de usar por el efecto tóxico que pueden tener en el animal ya que utilizan químicos muy fuertes que, aunque se diluyen en agua, siempre conservan cierto nivel de toxicidad.

Existen productos tópicos que se aplican en el lomo y protegen por un mes y productos orales que se administran una vez cada 3 meses.

En el caso de los perros con mucho pelo es importante mantener su pelo corto y evitar los enredos.

“Debemos utilizar repelente para insectos en específico para garrapatas, utilizar ropa adecuada que nos proteja la piel y no pasear por lugares donde haya arbustos y hiervas altas, ya que las garrapatas se pueden albergar en dichas áreas” recomendó la Dra. Denisse De Moya al agregar que “se pueden reducir las garrapatas en nuestros hogares manteniendo los patios limpios, utilizando pesticidas que controlen dicha plaga.”

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba