Loader
Consideraciones

Al buscar un hogar de ancianos

Consideraciones que debes tener en cuenta antes de decidirte por uno

Photo
Busca qué servicios ofrece el hogar para manejar la condición de salud física y/o emocional de ese ser querido. (Foto: Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Para decidir cuál es el mejor hogar donde puedes llevar a un ser querido, la doctora en consejería de familia Monsita Nazario Lugo recomienda prestar atención a los siguientes detalles:

  • Localización. No debería ser a una distancia que imposibilite la frecuencia a la que los familiares puedan llegar. 
  • Qué servicios ofrece el hogar para manejar la condición de salud física y/o emocional de ese ser querido.
  • Qué ofrece para promover la capacidad creadora y productiva de ese ser querido, en el caso de que la persona esté fuerte, no esté en cama y tenga su mente clara.
  • Buen cuidado médico rutinario y en caso de emergencia.
  • Cómo se respeta su propiedad privada y su derecho a la privacidad.
  • Que el personal de la institución sea accesible y presto a tomar acción ante cualquier indicio de situaciones manejadas incorrectamente.
  • Buenos patrones de alimentación e higiene.
  • Buscar recomendaciones de otros familiares y residentes de ese hogar de ancianos.
  • Asegurarse de que tienen todos los permisos y licencias necesarias vigentes.

Fuente: Centro de Calidad de Vida-Consejería Profesional (consejeraparejayfamilia.blogspot.com / www.facebook.com/cecavicp)

Por su parte, la psicóloga industrial y gerontóloga Ada Padró González aconseja:

  • Hacer una lista con nombres, dirección física, postal y electrónica, teléfono, nombres de propietarios y capacidad de matrícula de cada hogar que le quede geográficamente razonable. Se debe visitar el hogar, al menos una vez en semana y mantener contacto telefónico, si posible a diario, con los oficiales de la institución.
  • Separar en agenda varios espacios de tiempo, (mañanas completas o tardes completas) para visitar “sin avisar” cada uno de los hogares o instituciones que sean de interés. Planifica estar de cuarenta y cinco minutos a una hora en cada entidad. Solicita a alguien de tu entera confianza para que te acompañe en cada visita. 
  • Hacer un listado de los criterios que observas en cada lugar. Una hora se puede considerar un lapso de tiempo razonable para captar detalles. 
  • Elaborar un presupuesto que te permita establecer el límite máximo que estás dispuesto a pagar.

Son muchos los riesgos de buscar y contratar por tu cuenta a un cuidador para que atienda a tu familiar en tu residencia, mejor contacta una firma dedicada a este tipo de servicio. Contacta a un grupo de apoyo en tu comunidad y/o busca terapia de un psicólogo que te ayude a procesar esta nueva realidad en tu vida familiar.

Fuente: Ada Padró González (http://adapadrogonzalez.blogspot.com / serviciosdecuido@gmail.com)

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba