Loader
Vida

Lo que la graduación de un hijo le enseña a los padres

Te presentamos las 5 lecciones que atesorarás de ese evento tan trascendental

  • Por JH
  • 03 JUN. 2018 - 06:00 AM
Photo
  • Compartir esta nota:

La vida está llena de momentos que llenan de infinita felicidad. Uno de los favoritos, sin duda, es la graduación de un hijo. Una película se apodera de tu mente al son de los aplausos en el desfile. Su nacimiento, sus primeros pasos, sus alegrías, tus consejos... (¡y hasta tus enojos!)... Ves como, con cada paso, logra un nuevo peldaño en la escalera de la vida. Pasos que, con sus triunfos y fracasos, van formando a ese ser humano que vino a través de ti. Porque la existencia se trata de coleccionar momentos y no cosas, aquí te presentamos las 5 lecciones que atesorarás de ese evento tan trascendental, según Fernando Villarini, psicólogo de INSPIRA.

Disfruta el logro colectivo del trabajo en equipo: Cuando padres e hijos sinergizan sus estrategias, encaminadas hacia una meta común, al final, celebrarán porque juntos dirigieron sus esfuerzos para convertir ese sueño en realidad.

La perseverancia siempre rinde buenos frutos: A pesar de los inconvenientes que pudieron presentarse en el camino (y siempre son muchos), cuando se persevera, es inminente el triunfo. Cuando ves a tu hijo graduarse, te das cuenta de que se mantuvo firme y constante en su deseo de progreso.

Tu rol como padre es valioso: Cuando tu hijo se gradúa, te das cuenta de lo buen mentor o guía que has sido durante esas etapas del desarrollo.

La felicidad de tus hijos es contagiosa: Cuando ves a tus hijos felices, te das cuenta que tal vez esa es una de las mayores fuentes de felicidad en tu vida.

Una misión cumplida: Ya has preparado a un ser humano con las destrezas importantes para emprender un camino de éxito por la vida, en el caso de las graduaciones universitarias. La graduación no solo representa que tu hijo o hija va a una etapa más alta sino que demuestra que una parte de tu misión de inculcarle valores y ser guía ya la cumpliste. Ya vendrán otras etapas en que tus hijos serán más independientes y habrá otras misiones como padres. Por ahora, disfruta este momento en que en cierta forma, al culminar una meta como papá o como mamá, también te graduaste. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba