Loader
¿Pensando en la maternidad?

5 señales que demuestran que ya estás lista para ser mamá

Hay algunas señales que demuestran que ya estamos encaminadas para recibir a nuestro primogénito

  • Por El Comercio / GDA
  • 26 ABR. 2018 - 11:27 AM
Photo
Si estás dispuesta a cambiar tus prioridades, esta es una señal de que estás lista para la maternidad. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Muchas mujeres sueñan con ser madres algún día. Aunque para algunas la maternidad está fuera de sus planes- y es una opción completamente válida- para un gran porcentaje de mujeres tener hijos suena muy bien. Pero, ¿cómo saber cuál es el momento indicado?

Aunque nunca estaremos 100% preparadas para ser mamás- como dirían nuestras abuelas- sí podemos detectar algunas señales que demuestran que ya estamos encaminadas para recibir a nuestro primogénito. 

Si estás en esa duda y aún no encuentras respuesta, recorre a esta nota donde te mostramos 5 señales que demuestran si ya estás lista para ser mamá (o no). 

1. Estás dispuesta a cambiar tus prioridades. Aunque las mujeres lo podemos todo, es cierto que un bebé cambia las prioridades de una mujer y demanda mucho de su tiempo. Por eso, es recomendable que estés en un momento laboral estable y tranquilo, donde puedas tomarte algunas licencias para dedicarte al pequeño de la casa.

2. Gozas de un buen momento económico. Aunque el bebé requiere de amor y mucha dedicación, también resulta un gasto enorme. Los pañales, la leche, la ropa y todo lo necesario para cuidarlo supondrá mucho del presupuesto mensual. Asegúrate de que sea buen momento.

3. Tu vida está equilibrada. Gozas de un momento ideal tanto emocional y profesional, como económico y familiar. Es recomendable que un bebé llegue a tu vida cuando todo está en equilibrio, así estarás lista para darle lo mejor de ti. 

4. Puedes y quieres cambiar tu rutina. Un bebé no solo necesita una familia y mucho amor, sino también tiempo. Y mucho. Por eso debes tener en cuenta que, tras su llegada, no podrás salir tanto con tus amigas, irte de fiesta o tomarte horas en el gimnasio. ¡Tranquila! Es cierto que el mundo no se acaba, pero de todas maneras cambia.

5. Sientes un deseo maternal. Lo más importante de tener un bebé, es desearlo. Si sientes que el deseo maternal está naciendo en ti, tal vez llegó la hora que tanto esperabas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba