Loader
Ejercicios

Ventajas de correr fuera de la pista

Descubre una forma diferente de ejercitarte y cambiar de ambiente

Photo
Si vas a correr fuera de la pista debes tomar en cuenta el tipo de zapato a usar, así como la vestimenta y mantenerte hidratado. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

¿Te gusta correr, pero te aburre hacerlo siempre en una pista? Una opción para divertirte, al tiempo que retas al cuerpo con una forma diferente de ejercitarte, puede ser lo que muchos llaman trail running. Pero no tienes que aventurarte por una gran montaña o por caminos con grandes desniveles. Se trata de una forma de cambiar el entorno dinámico de la actividad, como el tipo de superficie y ambiente, que altera la forma de correr, comenta el doctor Nelson Colón, especialista en fisioterapia y director del Centro MRN Holistic Therapy Services.

“Usualmente, el entorno fuera de la pista puede ser correr en asfalto, cemento o en veredas de tierra”, indica Colón, mientras señala que la pisada y estabilidad de la mecánica de ambulación depende de la variación en terrenos. Asimismo, se describe al entorno como dinámico ya que es uno no controlado donde el corredor puede toparse con raíces de árboles, piedras, superficies en desniveles, entre otros, agrega por su parte Eduardo J. Correa Vázquez, estudiante doctoral del programa de terapia física de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ciencias Médicas.

Una de las ventajas de optar por este tipo de carrera, dice Correa, es que aumenta la tolerancia cardiovascular.

“Debido a que el ejercicio fuera de la pista requiere de una mayor demanda muscular por la irregularidad de las superficies, a su vez se necesita que el sistema cardiovascular bombee más sangre para llevar oxígeno y promover el funcionamiento de estos músculos”, agrega el estudiante doctoral.

De la misma forma, agrega el doctor Colón, aumenta la neuroplasticidad (la capacidad que tiene el sistema nervioso de cambiar a partir de su interacción con el entorno, lo que genera efectos en el funcionamiento de los circuitos neurales y en la organización del cerebro).

“Se ha evidenciado que cambios en ambientes durante el entrenamiento promueven cambios en el cerebro. Esto resulta en un mejor ánimo y sentido de bienestar a los que practican este deporte. Asimismo, compartir con la naturaleza promueve relajación y mejora la salud mental”, añade el fisioterapeuta.

Además, agrega que favorece al sistema de propiocepción (el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos) y estabilidad, como las articulaciones de tobillo, rodilla y cadera.

“Correr en superficies variadas tales como veredas de tierra o grama promueve mayor uso de la musculatura para estabilizar las piernas de los diferentes obstáculos que se encuentran en el entorno”, concluye Colón.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba