Loader
Hay que tener cuidado

La utilidad de ejercicios a alta intensidad no es para todos

Los especialistas concuerdan en que el ejercicio debe ser monitoreado por personal capacitado

  • Por El Mercurio / GDA
  • 19 FEB. 2018 - 03:00 AM
Photo
Es absolutamente necesario una evaluación médica antes de comenzar un entrenamiento de este tipo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Así lo auguran los miembros del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM, en inglés). Tal como en los últimos doce años, el Health & Fitness Journal de la entidad publica una lista con las prácticas y disciplinas que marcarán la pauta, y el HIIT lleva la delantera por mucho.

Como su nombre lo dice, se trata de rutinas de ejercicio cortas e intensas, seguidas de breves períodos de descanso o recuperación.

La evidencia científica muestra, entre otras cosas, que "aumenta la función cardíaca, beneficia la presión arterial y el control de peso, disminuye el nivel de glucosa y triglicéridos en la sangre, y reduce el tejido adiposo", cuenta Diego Ruiz, administrador del gimnasio y Laboratorio de Ciencias del Ejercicio de Clínica Meds La Dehesa.

Una hora en 15 minutos

Aun cuando no es nuevo -surgió en los años 90, en Japón-, ha sido en esta década que su popularidad comenzó a tomarse calles y gimnasios, concuerdan los expertos.

"Abarca una multiplicidad de estrategias de entrenamiento, con tiempos que pueden ser variables según el modelo que se escoja", agrega el doctor Edson Zafra, académico de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Santo Tomás y miembro de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte, quien estima que una de las principales razones para su éxito es el ahorro de tiempo. "Una sesión de 15 minutos sería equivalente a una hora de actividad continua tradicional".

La recomendación habitual de organismos como la OMS establece 150 minutos de actividad moderada cada semana para mantener una buena salud física. "Si lo intensificas un poco, aumentas tu frecuencia cardíaca y pasas de, por ejemplo, caminar a trotar, disminuye a 75 minutos por semana", dice el doctor Walter Thompson, presidente del ACSM y autor del informe.

"Es una buena manera de cumplir con las recomendaciones de actividad física. Pero, hay que tener cuidado con eso: cada vez que haces algo de alta intensidad, puede haber un mayor riesgo de lesiones".

Además de potenciales molestias musculoesqueletales, como se trata de un ejercicio aeróbico de alta intensidad, "es absolutamente necesario una evaluación médica antes de comenzar un entrenamiento de este tipo, en especial de la capacidad de respuesta del corazón", enfatiza Zafra.

De hecho, no está recomendado para personas hipertensas o que hayan sufrido de enfermedades cardíacas, "debido a que llevan su frecuencia cardíaca al límite", agrega Ruiz. Asimismo, las personas sedentarias podrían realizar los HIIT con ciertas adaptaciones, al igual que los obesos.

Cualquiera sea el caso, los especialistas concuerdan en que el ejercicio debe ser monitoreado por personal capacitado.

En grupo

El informe del Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte ubica como la segunda tendencia más importante para este año el "entrenamiento en grupo", es decir, clases que involucran a más de cinco participantes, dejando a un lado al "personal trainer". Otros aspectos que tomarán fuerza este año serían el uso de wearables o "tecnología ponible" (como relojes inteligentes), y el "entrenamiento con peso corporal", o sea, el uso del propio peso como una forma de resistencia mientras se ejercita.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba