Loader
Bajaron hasta cinco veces más que aquellas que usaron otra técnica

Visualizarse más delgado, una técnica que ayudaría a bajar de peso y a no perder la motivación

Un estudio reveló que aquellas personas que imaginaban cómo se verían, cómo olerían y hasta qué sabor tendrían teniendo menos libras, tuvieron más éxito en su lucha contra el sobrepeso

  • Por El Mercurio / GDA
  • 15 OCT. 2018 - 07:00 AM
Photo
Pensar en el limón sirvió para que investigadores les enseñaran a 59 personas a usar sus sentidos para perder más peso. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Imaginarse tener un limón en la mano, tocarlo, comerlo, olerlo; sentir cómo el jugo salta en un ojo o cómo hace arder una herida en un dedo. Con este ejemplo, un grupo de investigadores entrenó a varias personas con sobrepeso para que se visualizaran con menos libras. Y al compararlo con otras técnicas, lograron bajar hasta cinco veces más de peso.

Pensar en el limón sirvió para que miembros de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) y de la Universidad de Tecnología de Queensland (Australia), enseñaran a 59 personas a usar sus sentidos al concentrarse en imágenes que las motivaran más en la ardua tarea de bajar de peso.

La idea, indicó quien dirigió el estudio, la doctora Linda Solbrig, era que no solo pensaran en cómo se verían siendo más delgadas, sino que también en qué podrían hacer, cómo olerían y hasta qué sabor tendrían.

El estudio, publicado en el International Journal of Obesity, presentó los resultados que tuvo este método, el Entrenamiento de imágenes (visualizaciones) funcionales -FIT, por sus siglas en inglés- que permitió que la gente además de bajar de peso, siguiera haciéndolo con el tiempo. Ciento catorce personas con sobrepeso fueron estudiadas. Y mientras 59 usaron el FIT, las otras 55 utilizaron lo que se conoce como Entrevista Motivacional -MI, en inglés-, una forma utilizada en la psicología con pacientes que necesitan tratar adicciones o también bajar de peso, para que reconozcan como necesarios ciertos cambios de conducta.

Según los resultados, después de seis meses, aquellos que usaron el FIT bajaron 9 libras, versus los 1.66 libras de la gente que se sometió al MI. Y al año, el primer caso promedió 14.2 libras menos, mientras que el segundo, solo 1.5 libras.

“Es fantástico que las personas hayan perdido significativamente más peso con esta intervención, ya que, a diferencia de la mayoría de los estudios, este no proporcionó consejos ni educación sobre dieta o actividad física”, dijo la doctora Solbrig.

“Las personas eran completamente libres en sus elecciones y apoyadas en lo que querían hacer, no en lo que ordenaba un régimen”, agregó. “La mayoría de la gente está de acuerdo en que para perder peso, necesita comer menos y hacer más ejercicio, pero en muchos casos, las personas simplemente no están lo suficientemente motivadas para hacer caso a ese consejo, por mucho que estén de acuerdo”, agregó. Cómo ejemplo, una de participantes del estudio y que utilizó el método de las visualizaciones fue Trisha Bradbury, quien bajó de 196 libras a 170 libras y cuyo testimonio apareció en el medio británico Telegraph.

“Perdí a mi mamá cuando ella tenía 60 años, y yo, teniendo 59 y con varios problemas de salud, tengo como motivación estar con mi hija (…) Me mantuve pensando en usar el vestido que compré para su graduación, y en los días en que no tenía ganas de hacer ejercicio, seguí pensando cómo me sentía (usándolo)”.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba