Loader
¿Sabes lo que es el oxalato y cómo podría dañar tu salud?

Lo “saludable” no siempre es tan bueno

El exceso de vegetales y frutas en la alimentación diaria puede convertirse en un problema para la salud

Photo
Los arándanos tienen una alta concentración de oxalato. (Archivo GFR Media)
  • Compartir esta nota:

Desirée Berríos, de 27 años, acepta que tenía una alimentación deficiente y que se enfrentaba a varios problemas de salud. Esta situación le preocupaba y la llevó a buscar un especialista en nutrición que le diseñara un plan balanceado y que, de paso, la ayudara a bajar de peso.

“Ella me hizo una dieta en la que debía bajar el consumo de carnes rojas y harinas refinadas, y aumentar las porciones de frutas y vegetales. Pero, como soy una desesperada, obvié la dieta y me enfoqué en comer frutas, vegetales y una que otra batida de proteínas”, explica Desirée, quien pidió usar un seudónimo.

Así estuvo más de un mes, alimentándose con frutas (mayormente fresas y piña) para el desayuno y una batida de brócoli y zanahorias en el almuerzo. Para las meriendas, dice que utilizaba zanahorias y en la cena, más zanahorias y brócoli. A su juicio, comía saludable, aunque rápido se dio cuenta que todo en exceso hace daño.

No vi cambios en mi peso, me sentía débil todo el tiempo, pero se lo achacaba a mis otras condiciones de salud. Una madrugada comencé a sentir un dolor muy fuerte en la parte baja de la espalda que fue incrementando, hasta que tuve que ir a una sala de emergencias porque ya no aguantaba. Todos los síntomas apuntaban a que tenía piedras en el riñón, pero yo no lo creía, pues pensaba que eso te da por tomar mucho refresco o comer mal”, cuenta.

Sin embargo, una tomografía computarizada (CT Scan) comprobó que, efectivamente, tenía piedras en el riñón derecho.

“Es el dolor más horrible que he experimentado en mi vida. Del hospital me refirieron a un urólogo, donde me indicaron que eran ‘cristales’. Resulta que mis riñones dejaron de procesar el consumo excesivo de oxalatos que contienen las frutas y los vegetales que comía, y los calcificó. De inmediato me suspendieron el consumo de vegetales con alta pigmentación y me mandaron a tomar cerveza, pues la cebada ayuda a disolver los cristales para que el cuerpo los expulse sin dolor”, explica la paciente.

Serios efectos

El oxalato es una sustancia química natural del organismo que también está presente en determinados tipos de alimentos. Sin embargo, demasiada cantidad de oxalato en la orina puede provocar serios efectos.    

Según explica el nefrólogo Luis J. Quesada Suárez, por lo general, los riñones son capaces de eliminar el oxalato cuando filtran la sangre a través de la orina como un producto de desecho. Pero, cuando se consume demasiado oxalato y este se combina con el calcio, el mineral más abundante en el organismo, se forman oxalatos de calcio, que eventualmente se convierten en piedras o cálculos en el riñón.

“Esto puede suceder por exceso de consumo de algunos vegetales o té negro, o puede ser hereditario”, agrega el también profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Central del Caribe. http://www.uccaribe.edu/

Cuando es hereditario, explica el médico, la persona nace con un defecto en el metabolismo de los oxalatos. “Principalmente, hay una deficiencia hormonal en el hígado que hace que no se procese el oxalato, se acumule en el cuerpo y se excrete por el riñón. Eso va creando cristales en el riñón que, eventualmente, se convierten en piedras”.

En el caso de un consumo desmedido de un solo grupo de alimentos puede pasar lo mismo. De hecho, dice que inclusive les pasa a personas que abusan del uso de edemas, como los que se hacen para las llamadas “limpieza de colon”. “Eso aumenta la absorción de oxalatos y puede causar piedras en los riñones”.

Una de las dificultades es que los riñones no dan señales, excepto cuando se va a excretar la piedra que, debido a que es más grande que el uréter, al dilatarlo causa un fuerte dolor que se conoce como cólico renal, explica Quesada.

No obstante, el nefrólogo advierte que esa acumulación de oxalatos en la masa del riñón puede causar eventualmente disfunción renal, fallo renal y, eventualmente, diálisis.

Según información publicada por Clínica Mayo, la oxalosis se produce después de que los riñones comienzan a fallar en personas con causas primarias e intestinales de hiperoxaluria (que se produce cuando tienes demasiada cantidad de oxalato en la orina) “lo que puede formar depósitos de oxalato en los vasos sanguíneos, los huesos y los órganos”.

“Una vez que eso pasa, el tratamiento es diálisis y una de las dificultades es que, si es un problema hereditario, habría que hacer un trasplante de hígado y de riñón”, advierte el doctor.

Para dar más detalles, compartió el caso de un niño que desarrolla piedras en el riñón, lo que se puede interpretar que es por deficiencia de cistina, una molécula en la estructura de muchas proteínas del cuerpo, que si no se transporta efectivamente, se deposita en forma de cristales. Los órganos más afectados son el riñón, los ojos, el hígado, el páncreas, la tiroides, los músculos y el cerebro.

“A veces la deficiencia de cistina en los niños se puede escapar (obviar) y el niño es diagnosticado con infección de orina recurrente. Pero se debe evaluar la cantidad de oxalatos que hay en la orina para determinar si hay oxalosis primaria. También se debe evaluar la cantidad de ácido cítrico en la orina porque si hay una deficiencia, eso hace que los cristales se peguen y se formen las piedras”, advierte el galeno.

Cabe destacar, señala el experto, que en la mayoría de los casos de piedras de riñón se desconoce la causa. “Es lo que llamamos enfermedades idiopáticas. Uno empíricamente las trata, ya sea con medicamentos para el ácido úrico y el citrato de potasio por si acaso había algo que alteró el resultado en la colección de orina”.

Alimentación balanceada

“Nadie está exento de desarrollar alguna condición de salud, pero es de suma importancia aclarar que la alimentación saludable no consiste en ingerir grandes cantidades de un solo grupo de alimentos y mucho menos de unos pocos alimentos. El resultado de eliminar de nuestra alimentación grupos de alimentos como los lácteos, carnes y cereales, es el consumo excesivo de grupos como frutas y vegetales, los cuales son excelentes, pero con moderación”, enfatiza, por su parte, la doctora en nutrición Charmaine Alfonso Méndez.

De hecho, la también dietista destaca que la clave de una alimentación sana y saludable es consumir una variedad de alimentos de todos los grupos “para que, de esta forma, el cuerpo obtenga todos los nutrientes necesarios para promover un estado de salud óptimo, algo que ningún alimento por sí solo puede hacer”.

La nutricionista coincide con el doctor en que consumir grandes cantidades de alimentos de origen vegetal -altos en ácido oxálico- pueden formar piedras en el riñón que obstruyen los túbulos renales. Precisamente, destaca que se estima que el 80% de los cálculos renales se forman a partir del oxalato de calcio.

“Toda persona que siga una dieta o plan de alimentación que solo incluya un grupo limitado de alimentos corre el riesgo de desarrollar complicaciones de salud por deficiencias de aquellos grupos de alimentos que se encuentra omitiendo y excesos de nutrientes de los alimentos que consume de forma casi exclusiva”, advierte la nutricionista.

De forma parecida se expresa Quesada, quien recomienda una dieta balanceada, no abusar de vegetales de hoja verde, como la espinaca y mantener buena hidratación.

En ese sentido, también les recomienda a las personas con predisposición a desarrollar piedras en los riñones a evitar los chocolates, cocoa, vegetales verdes, teses negros, nueces, mantequilla de maní y hasta la carambola, debido a que tienen alta concentración de oxalatos.

Además, el médico resalta la importancia de evitar las gaseosas. Por ejemplo, dice que en una lata de un refresco, solo una cuarta parte es agua y  el resto son toxinas y azúcar. “Esto, en realidad, no hidrata, deshidrata”.

Vegetales y frutas con mayor concentración de oxalatos

  • Espinacas
  • Remolacha
  • Acelga
  • Zanahorias
  • Brócoli
  • Cacao en polvo
  • Pimiento
  • Germen de trigo
  • Chocolate
  • Batatas
  • Berenjena
  • Café en polvo
  • Nueces
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba