Loader
Varían entre sí

¿De vaca, soya o almendra?

La mejor leche para ti es la que cumple con tus necesidades nutricionales

Photo
Existen alternativas a la tradicional leche de vaca, que varían en su contenido nutricional, por lo que es importante conocer las propiedades y beneficios de cada una para poder elegir según nuestras necesidades nutricionales. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

“Un patrón de alimentación saludable incluye el grupo de los productos lácteos, entre ellos la leche”, expresa  la nutricionista dietista, licenciada Michelle Carrillo Russe.

Actualmente, “existe una gran variedad de alternativas a la tradicional leche de vaca. No obstante, estas varían en su contenido nutricional, por lo que es importante conocer las propiedades y beneficios de cada una para poder elegir aquella que vaya acorde a nuestras necesidades nutricionales”, detalla la licenciada Carrillo Russe.

Leche de vaca
La leche de vaca  es rica en  propiedades por la variedad de nutrientes que aporta. La experta en nutrición y dietética dice que “está compuesta por hidratos de carbono principalmente y, en menor medida, proteínas y grasas”. Añade que provee vitaminas A, y D, riboflavina y ácido fólico, y aporta minerales como el magnesio, potasio, zinc y calcio.

El calcio, informa el Centro Nacional de Información sobre la Osteoporosis y las Enfermedades Óseas de los Institutos Nacionales de Salud, es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente, para la coagulación de la sangre y que la  insuficiencia de calcio contribuye al desarrollo de la osteoporosis. 

“Una taza de leche de vaca  aporta 12 gramos de carbohidratos, 8 gramos de proteína, de 0 a 8 gramos de grasa y 300 miligramos de calcio”, dice Carrillo Russe. 

Por su parte, la interna en dietética, Dayanara Valentín Rodríguez, describe que por su contenido nutricional, esta leche se puede clasificar en:

  1. Entera: No se ha removido ningún componente de la leche. Es recomendada en la infancia y adolescencia. Sin embargo, dado el contenido calórico de la leche entera, las personas con sobrepeso, obesidad y niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre, pueden optar por la baja o libre de grasa.
  2. Reducida en grasa: 2% Contiene menor cantidad de calorías, grasa y de vitaminas liposolubles A, D y E. 
  3. Baja y libre de grasa: Poseen todos los beneficios nutricionales de la leche entera. Son una buena fuente de proteínas, calcio, vitaminas y minerales, pero con menor contenido de grasa y calorías.  
  4. Libre de lactosa: Es la alternativa para los intolerantes a la lactosa, ya que ha sido procesada para descomponer la lactosa, un azúcar natural que se encuentra en los productos lácteos.

Leche de soya y almendra
“Existen sustitutos de la leche de vaca con un valor nutricional similar. Dentro de los sustitutos de leche más comunes están la leche de soya y la leche de almendra”, indica Valentín. 

“La leche de soya es una alternativa de leche popular para vegetarianos, veganos y personas que son intolerantes a la lactosa. Dado que proviene de las plantas, es naturalmente libre de colesterol, baja en grasas saturadas y no contiene lactosa. La leche de soya es comparable en el contenido de proteínas a la leche de vaca, pero su contenido calórico es menor. 

Algunas marcas la comercializan fortificada con calcio y con vitaminas A y D. Es importante destacar que si vas a escoger este tipo de leche procures comprar aquella que no contenga azúcares añadidas y este fortificada con calcio. Esta es muy versátil debido a su textura un poco espesa, la cual puede servir para sopas, aderezos, entre otros”, detalla Carrillo Russe.

Asimismo, la interna en dietética, Valentín Rodríguez explica que “la leche de almendra posee menos calorías que otras leches, siempre y cuando no esté endulzada. También es libre de colesterol, grasas saturadas y, naturalmente, no contiene lactosa”. 

Añade  que, aunque las almendras son una buena fuente de proteínas, la leche de almendras no lo es; tampoco es una buena fuente de calcio. Sin embargo, destaca “muchas de las marcas disponibles son complementadas con calcio y vitamina D. Está recomendada para los veganos y cualquiera que desee evitar los productos de origen animal. Pero, los alérgicos deben evitarla”. 

La elección

Ambas expertas en nutrición y dietética concuerdan en que las leches de vaca, almendra y soya varían entre sí con relación a su contenido nutricional, por lo que su elección depende de la etapa del ciclo de vida, las condiciones de salud, las necesidades nutricionales o gustos  de las personas.

Quienes están en años clave de desarrollo necesitan proteínas, vitamina D y calcio; estos son abundantes en la leche de vaca. Los que necesitan controlar sus calorías o colesterol, deben considerar otras opciones como la de soya o almendra. No hay ningún alimento que sea 100% perfecto, por lo que debes leer las etiquetas. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba