Loader
Dieta

Comer para desinflamar

Detrás de muchos trastornos de ánimo, alteraciones del sueño y problemas en el sistema inmunológico suele haber una causa común: la inflamación. Una dieta rica en productos frescos y baja en alimentos procesados es de gran ayuda

  • Por El Mercurio / GDA
  • 17 MAY. 2018 - 03:00 AM
Photo
Una dieta rica en productos frescos y baja en alimentos procesados es de gran ayuda. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Detrás de muchos trastornos de ánimo, alteraciones del sueño y problemas en el sistema inmunológico suele haber una causa común: la inflamación. Una dieta rica en productos frescos y baja en alimentos procesados es de gran ayuda.

"La inflamación crónica está mediada por un estilo de vida no saludable, principalmente por una alimentación basada en alimentos procesados altos en azúcar refinada, grasas saturadas, sodio y preservantes. También se vincula con el sedentarismo, la ingesta de alcohol y el tabaquismo", dice Covadonga Muñoz, nutricionista del Centro Tribeca.

"Es uno de los principales factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares y el cáncer, además de asociarse con síntomas como el cansancio, el insomnio, la ansiedad, el dolor de cabeza, la hinchazón y estreñimiento", precisa la especialista. 

La inflamación también se refleja en un aumento de la proporción de grasa versus musculatura, además de alteraciones en la piel de diferentes tipos, dolores musculares y articulares, cansancio que no se recupera con el reposo. 

Ivo Vukusich, médico naturópata del Instituto Chileno de Fenomenología Médica, explica que el proceso de inflamación puede contrarrestarse con ejercicios físicos intensos y repetidos, técnicas de respiración y el consumo de productos farmacéuticos-nutracéuticos, siempre con prescripción de profesionales de la salud. Pero lo más importante es seguir una alimentación mediterránea con mayor proporción de verduras y frutas crudas.

Es importante, acota, no exponer los alimentos a altas temperaturas, en especial aquellos con un alto contenido de vitaminas A, C y E, para mantener su aporte de antioxidantes. También se deben restringir o eliminar totalmente los alimentos procesados o industriales, sobre todo los refinados. 

Belén Sánchez, nutricionista del Instituto Chileno de Fenomenología Médica, agrega que es vital considerar la biodiversidad en la dieta. "Lo ideal es consumir más de 100 alimentos diferentes cada mes, junto con evitar al máximo los comestibles industriales y los aditivos, en particular los antibióticos, que están peligrosamente presentes en la producción nacional industrial de la proteína animal, las grasas trans y el jarabe de maíz de alta fructosa", dice.

Lista de indispensables

  • Minerales: higos, cochayuyo, frutos secos, sal de mar, cereales integrales, lentejas, garbanzos.
  • Alimentos ricos en omega 3: jurel (pescado azul graso), salmón, chía, aceite de oliva y aceites saludables como el ghee (mantequilla clarificada), aceitunas y palta.
  • Alimentos ricos en vitamina D: huevo duro, hígados, jurel, salmón.
  • Alimentos que favorecen la flora intestinal: achicoria, zanahoria, betarraga y zapallo italiano crudos; fermentados como el chucrut, yogur de pajaritos, la sopa miso, el kimchi o la kombucha; una porción diaria (300 cc) de cerveza, vino tinto o espumante.
  • Frutas y verduras crudas: preferir las frutas según su estación y las verduras verdes como el brócoli, kale, espinaca, acelga, berros. También se recomienda la clorofila y el cacao en preparaciones crudiveganas.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba