Loader
Nutrición

El boom del magnesio

Cada órgano del cuerpo, pero especialmente el corazón, los músculos y los riñones, necesitan de este mineral

  • Por El Mercurio / GDA
  • 28 OCT. 2017 - 08:35 AM
Photo
El magnesio incide en la liberación de cortisol, la hormona del estrés, por lo que en estados de tensión sostenida se agotan las reservas rápidamente. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Últimamente, muchos especialistas en wellness y salud mental están recomendando que tomemos suplementos de magnesio. Hay una razón para eso. Cada órgano del cuerpo, pero especialmente el corazón, los músculos y los riñones, necesitan de este mineral, que también contribuye a la salud de los dientes y los huesos. Su rol es activar más de 300 enzimas y participar así en la producción de energía, asunto vital en los sobrecargados tiempos que corren. Además, el magnesio ayuda a regular los niveles de calcio, cobre, zinc, potasio y vitamina D, junto a otros nutrientes.

Para Tara Swart, neurocientífica, coach y médico británica, la principal razón por la que se recomienda aumentar el consumo de magnesio está en el rol que juega en el estrés. Explica que el magnesio incide en la liberación de cortisol, la hormona del estrés, por lo que en estados de tensión sostenida se agotan las reservas rápidamente. "Así como necesitamos más proteína cuando estamos entrenando para una maratón, necesitamos más magnesio cuando estamos pasando por un largo período de estrés", dice.

Los granos enteros, nueces, porotos, semillas y verduras de hojas verdes son las principales fuentes de magnesio. Pero la mayoría de las personas no consigue el magnesio suficiente únicamente a través de su dieta, en parte porque una alimentación rica en alimentos procesados reduce el aporte de este mineral. Por eso, los especialistas recomiendan ingerirlo en suplementos.

Tara Swart agrega, también, la posibilidad de aumentar los niveles de este mineral a través de la piel. "Es una de las mejores maneras de aumentar los niveles de magnesio. Una buena forma es darse baños de tina con sales de magnesio", añade la británica, quien trabaja con líderes de todo el mundo para ayudarles a lograr el rendimiento máximo del cerebro.

Se estima que un 30% de la población general no tiene rangos adecuados de magnesio en su cuerpo. Aunque las necesidades son iguales en hombres y mujeres, en el caso de las embarazadas el riesgo aumenta, porque el hijo en gestación origina una mayor necesidad de formar tejidos, especialmente óseos.

¿Cómo saber si nuestros niveles son los óptimos?

Según explica el doctor Patricio Davidoff, médico internista con un diplomado en Metabolismo y Nutrición en la Universidad de París, la medición de los niveles de este mineral en la sangre no refleja su estado dentro del organismo, pues se trata de un mineral esencialmente intracelular. El cuerpo humano contiene 25 gramos de magnesio, entre un 50 y 60% se encuentra en los huesos, y menos del 1% está en la sangre. Por eso, su carencia se detecta principalmente a través de exámenes de orina, donde lo normal es excretar 120 mg al día.

Entre los síntomas iniciales de su carencia están la fatiga, las náuseas y la pérdida de apetito, pero puede incluso llegar a producir calambres, contracturas, convulsiones y hasta espasmos coronarios y arritmias cardiacas. Esto sucede, explica el doctor Davidoff, porque el magnesio "regula el funcionamiento de la membrana celular, entonces las manifestaciones físicas por las cuales podemos sospechar su carencia se relacionan con mala potencia muscular y arritmias del músculo cardíaco, que puede manifestarse con latidos cardiacos anormales. De hecho, en taquiarritmias ventriculares, se indica el magnesio endovenoso para controlarlas".

La cuota diaria

Nacimiento a 6 meses: 30 mg

7-12 meses: 75 mg

1-3 años: 80 mg

4-8 años: 130 mg

9-13 años: 240 mg

14-18 años: 410/360 mg

19-30 años: 400/420 mg

31-50: 420/320 mg

Embarazo: suplementos con 250-360-400 mg.

Lactancia: 310-360 mg

Dónde encontrarlo

Cacao en polvo

Almendras

Maní

Castañas de cajú

Espinacas

Brócoli

Zanahorias

Manzanas

Legumbres

Cereales integrales no procesados

Papas con piel

Yogur natural entero

Carnes

Pescados

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba