Loader
Toma el control

Recomendaciones alimentarias si sufres de tiroides

El hipotiroidismo produce una disminución de la producción de hormonas tiroideas y, aunque no existe una relación causa-efecto demostrada, puedes presentar sobrepeso u obesidad.

  • Por Roxanna Tosca, MHSN, RD, LND
  • 10 AGO. 2017 - 3:35 PM
Photo
Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula. Es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Estas componen el metabolismo del cuerpo.

Para el diagnóstico de enfermedades de la tiroides, los médicos usan su historial clínico, un examen físico, pruebas en sangre y biopsia, de ser necesario. El tratamiento depende del problema, pero puede incluir medicamentos, terapia con yodo radiactivo o cirugía de tiroides. Los problemas tiroideos incluyen:

  • Bocio o agrandamiento de la tiroides
  • Hipertiroidismo: Cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de lo que tu cuerpo necesita
  • Hipotiroidismo: Cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea
  • Cáncer de tiroides
  • Nódulos o bultos en la tiroides
  • Tiroiditis o hinchazón de la tiroides
  • Hashimoto

Hipotiroidismo y aumento de peso: Recomendaciones dietéticas

Existe hipotiroidismo cuando se produce una disminución de la producción de hormonas tiroideas. Suele acompañarse de fatiga, cansancio, caída del cabello, somnolencia y, aunque no existe una relación causa-efecto demostrada, sobrepeso u obesidad.

  • Realiza  4 a 5 comidas al día.
  • Aumenta la actividad física diaria: camina rápido, corre bicicleta, nada, juega baloncesto, entre otros.
  • Utiliza formas de cocción como a la plancha, al horno, o hervido. Evita las frituras, los guisos, empanados y conservas en aceite.
  • Evita los alimentos altos en grasa y azúcares.

Déficit de yodo y función tiroidea

El déficit de yodo puede afectar la producción de hormonas tiroideas y provocar  hipotiroidismo y bocio. Aunque la deficiencia de yodo ha mejorado mucho, todavía no ha sido erradicada por completo.

El yodo se encuentra en la superficie de la tierra y de ahí pasa a los vegetales cultivados. Por tanto, los vegetales cultivados en tierras pobres en yodo pueden contener escasa cantidad de este mineral.

Reduce los aceites vegetales poliinsaturados

Los aceites de girasol, soya y maíz se oxidan con mucha facilidad y además interfieren con la función de la glándula tiroides, algo que no sucede con las grasas saturadas, especialmente, con el aceite de coco que es un estimulante de la tiroides al igual que el aguacate.

Hashimoto como enfermedad celíaca

Las personas que presentan deficiencias en la tiroides de tipo inmune (Hashimoto) son otro tipo de celíacos cuyo propio sistema inmune ataca a la glándula tiroides. En este caso, evita el gluten y sigue una dieta específica.

Dietas muy bajas en calorías

Las personas que se mantienen en dietas excesivamente bajas en calorías pueden desarrollar hipotiroidismo de manera temporal que se corrige una vez aportan más calorías a su dieta.

Alimentos bociógenos o goitrógenos, problemas con el yodo y la tiroides

Muchos se preguntarán cuáles son los alimentos bociógenos o goitrógenos debido a que estos términos son poco utilizados. Sin embargo, si tienes problemas en la glándula tiroidea puede que los conozcas, ya que los bociógenos poseen sustancias que pueden causar estragos en la función de la glándula tiroidea. El término bociógeno debe su nombre al término “bocio”, utilizado para referirse a la glándula tiroidea. Es cualquier alimento que podría ser la causa de problemas en la tiroides. Esta enfermedad se caracteriza por causar una inflamación en el cuello debido a la glándula tiroidea. Muchos de los alimentos bociógenos son los vegetales que forman parte de la familia de las crucíferas. Estos incluyen: brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col rizada, berro, rábanos y nabos.

Productos con gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como el trigo, la cebada, el centeno y los derivados y, posiblemente, la  avena. El gluten carece de valor nutricional, pero tiene un alto valor tecnológico. Es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

El gluten forma parte de los alimentos goitrógenos potenciales, ya que sufrir de sensibilidad al gluten puede contribuir a una amplia variedad de desórdenes autoinmunes en el organismo como la enfermedad celíaca. La sensibilidad al gluten puede ir acompañada de trastornos autoinmunes como la diabetes tipo 1, enfermedad de Addison, síndrome de Sjögren, artritis reumatoidea y la enfermedad tiroidea autoinmune.

La autora es nutricionista dietista. Síguela en Instagram @roxanna.fitness y Facebook: Flexi-bar with roxanna.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba