Loader
Cultiva en casa

Un huerto casero para comer fresco

En esta era de la comida saludable y orgánica, no hay que ser agricultor para cultivar tus propias verduras, hortalizas y aromáticas

  • Por El Nacional / GDA
  • 29 JUN. 2017 - 4:24 PM
Photo
Las aromáticas son plantas muy generosas, pues tienen beneficios medicinales, sirven en la cocina, nos alegran y solo necesitan amor y agua.
  • Compartir esta nota:

En esta era de la comida saludable y orgánica, tener un huerto casero con plantas aromáticas y para condimentar es cada vez más frecuente.

No se necesita mucho espacio: una maceta, caja de madera o media botella plástica, para sembrar hierbabuena, albahaca o tomillo, que pueden decorar y aromatizar su cocina y comedor, a la vez que aportan sus beneficios y belleza.

Las aromáticas son plantas muy generosas, pues tienen beneficios medicinales, sirven en la cocina, nos alegran y solo necesitan amor y agua, dice Camila Hurtado, diseñadora editorial y creadora de Happy Green Family, que ofrece cajas de madera con cuatro aromáticas para tener en casa, un negocio que surgió por necesidad propia y de otras personas, porque la gente quiere volver a lo natural, explica.

No hay que ser agricultor para cultivar tus propias verduras, hortalizas y aromáticas, dice Paula Franco, gerente comercial. Los cuidados son sencillos: agua, luz y tierra es todo lo que necesitan para crecer. Pueden hacerlo en una terraza, balcón o jardín, o adentro de la casa, pero cerca de una ventana. Plantas como: el romero, el tomillo, el orégano, la mejorana, la manzanilla y el laurel necesitan una buena orientación al sol y poca agua; regarlas dos o tres veces por semana. La menta, la hierbabuena, la albahaca, el perejil y el cilantro deben estar un poco más protegidas del sol y del agua algo de sombra o adentro. Hay que regarlas con más frecuencia con poca agua. Regar a primera hora del día o al anochecer. Si están en matero o algún recipiente, asegúrate de que tenga buen drenaje, para que no se vayan a podrir las raíces, y se abonan cada seis meses.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba