Loader
Beneficios para la salud

¿Cómo preparar agua alcalina en casa?

Te decimos cómo hacerlo sin gastar de más

  • Por
  • 16 JUL. 2018 - 02:00 AM
Photo
Aunque es una receta útil, se recomienda no abusar de ella. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Seguro has oído hablar del agua alcalina y los beneficios que tiene para la salud, si no, te decimos que este líquido tiene un pH más alto, es decir, es menos ácida. Por ende ayuda a regular el pH del organismo, mejora la salud digestiva, reduce los efectos de los radicales libres, impide la retención de líquidos y elimina toxinas. Sin embargo, este tipo de agua pasa por un proceso costoso que a veces no podemos solventar, sobre todo si está ionizada (la cual es mejor). Por eso, te decimos cómo preparar agua alcalina en tu propia casa sin gastar de más.

Bicarbonato

Lo único que debes hacer, es agregar media cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua, así el pH puede subir hasta .7, no importa si lo tomas frío o caliente, su efecto será el mismo.

NO ABUSES DE ESTA RECETA, ya que el bicarbonato puede aumentar el sodio de tu cuerpo y afectar tu salud.

Hervir agua

En una cacerola pon agua y déjala ahí hasta que hierva. Aunque algunos recomiendan beberla caliente, lo cierto es que cuando se enfría el nivel de pH (que puede alcanzar hasta 8.4) no disminuye. También se recomienda guardar el líquido en un recipiente de vidrio o metálico y puedes llevarla a todos lados. Como se crea un efecto burbujeante en el proceso, el agua también se ioniza.

Seguro cuando estás enfermo del estómago tomas un vasito de agua tibio con limón, bueno es casi lo mismo, solo que ocuparás un jarra y sal rosa de preferencia (puedes usar la normal).

Debes llenar tu recipiente, agregar una cucharada de la sal y después un limón cortado en ocho partes. No la bebas inmediatamente, la mezcla debe reposar por 12 horas y tomarse antes de desayunar, nada más.

Dejarla caer

Este es uno de los más increíbles, pero funciona. Necesitas dos recipientes, uno lo llenas de agua y otro lo dejas en una superficie plana y estable. Lo que debes hacer es pasar el líquido de una recipiente a otro (debe tener una buena altura y sacar burbujas) unas 8 o 10 veces para que surta efecto.

Este se puede reemplazar por un ionizador (lo cual ya le da un plus) que puedes conseguir en una tienda de mascotas, sí, busca uno de esos aparatos que ponen en las peceras para oxigenar el agua. Aunque estos métodos no son los mismos que ocupan en la industria alimentaria y puede significar no tener un beneficio tan alto o rápido, es muy útil.

Para asegurarte de que funciona, compra un medidor de pH (son baratos) ya sea el aparato o los famosos papelitos. Además, recuerda que debes tener un balance entre este tipo de agua y la simple que no tiene sales añadidas (en el caso del bicarbonato y la sal) que también ayuda a limpiar e hidratar tu cuerpo.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba