Loader
Ha llegado una nueva leche vegetal

La soja quedó atrás: la leche de avena se impone en los cafés

Los baristas adoran su sabor definido y suave, que permite que los granos de café de Java pasen a primer plano

  • Por Bloomberg
  • 18 ABR. 2018 - 09:38 AM
Photo
La leche de avena tiene una textura muy cremosa. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Ha llegado una nueva leche vegetal, y ha generado tal revuelo que a los cafés de los Estados Unidos les cuesta seguir el ritmo de la demanda.

Se llama leche de avena, y los baristas adoran su sabor definido y suave, que permite que los granos de café de Java pasen a primer plano. Se ha vuelto tan popular en momentos en que crece la cantidad de consumidores que optan por alternativas vegetales a la leche, que algunos cafés se quedaron sin leche de avena durante días y hasta semanas. A los efectos de cubrir la demanda, la firma productora Oatly Inc. trabaja con sus socios manufactureros para incrementar la producción un 50% para el verano (boreal), dijo Mike Messersmith, gerente general de las operaciones estadounidenses, que tienen sede en Nueva York.

La leche de avena “tiene el mejor sabor entre las alternativas a la leche”, dijo Micah Lindsey, que tiene 22 años y trabaja como barista en un café Intelligentsia del barrio Logan Square de Chicago. Tiene una “textura muy cremosa” que la hace similar a la leche y funciona muy bien, dijo.

Las bebidas basadas en alternativas vegetales llevan años quitando participación de mercado a los lácteos y la tendencia no da muestras de desacelerarse.

En 2018, se estima que las ventas minoristas de leche tradicional en Estados Unidos declinarán 1.2%, mientras que se pronostica que alternativas como la leche de avena o de almendras crecerán 3%, según la firma de análisis Euromonitor. El desplazamiento ha afectado a compañías como Dean Foods Co., la mayor productora de lácteos de Estados Unidos, que en febrero dio a conocer un plan de $150 millones de reducción de costos en un contexto de ventas vacilantes.

Escasez de oferta

Dollop Coffee Co., una cadena de Chicago, empezó a ofrecer leche de avena Oatly en octubre de 2017. La demanda crece sobre todo entre los clientes que abandonan la leche de soja, dijo el vocero Nate Furstenau. En marzo, los cafés se quedaron sin leche de avena durante unas dos semanas, y el distribuidor le dijo a la compañía que la escasez podría persistir el mes próximo.

Oatly llegó al mercado estadounidense en septiembre de 2016 a través de la compañía Intelligentsia, con sede en Chicago, que tiene 11 cafés en Estados Unidos. Ahora se ofrece en más de 1,000 cafés de todo el país y está ingresando a los comercios minoristas, dijo Messersmith.

Alrededor del 13% de las bebidas de Intelligentsia se hacen ahora con leche de avena, por la cual los clientes pagan una prima de 50 centavos de dólar por encima de la leche tradicional, según James McLaughlin, el máximo responsable de la compañía.

Oatly, que tiene sede en Malmo, Suecia, inició su producción hace 20 años sobre la base de investigación realizada en la Universidad Lund del país. Para producir la bebida, la compañía mezcla avena con agua y luego agrega una enzima patentada para separar el almidón y endulzar la mezcla. Después se retiran las cascaras de avena sueltas de la base líquida. No se utilizan azúcares ni aglutinantes.

La industria láctea hace lobby en los entes reguladores a los efectos de que se instrumenten leyes de etiquetado que impedirían que las bebidas de origen vegetal utilizaran la palabra “leche”. La Federación Nacional de Productores de Leche destaca que en Suecia se usa el término “bebida” de avena.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba