Loader
Balance

Cinco estrategias para comer mejor

Se cree que comer de manera balanceada es costoso y que no se pueden aterrizar los conceptos a una familia normal, pero te ofrecemos varias pistas y estrategias para lograrlo

  • Por El Tiempo / GDA
  • 13 MAR. 2018 - 11:33 AM
Photo
Fomentar el consumo de frutas es esencial. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Se cree que comer de manera balanceada es costoso y que no se pueden aterrizar los conceptos a una familia normal; pero la nutricionista Claudia Angarita da varias pistas y estrategias para lograrlo:

  1. Fomentar el consumo de frutas y verduras, mirando las que están en cosecha, y almacenarlas de forma correcta para que se puedan usar por largo tiempo.
  2. En relación con los cereales, se pueden observar las etiquetas nutricionales para comparar el aporte calórico (no debe ser mayor de 150 calorías por porción), la grasa (que no supere los 5 gramos), las grasas saturadas (no más de 3 gramos) y los carbohidratos en azúcares (no más de 15 gramos). Si los valores son mayores, hay que procurar consumirlos menos, dice.
  3. En proteínas, hay algunas económicas como el huevo, que tienen aporte nutricional alto, o las lentejas y los fríjoles en hamburguesa, que se pueden elegir. Se trata más de aprender sobre técnicas de alimentación y de ser creativos en la preparación, apunta la experta.
  4. Algo muy importante es mirar el tamaño del plato. Un plato postrero es ideal para los niños y uno normal, para los adultos. La mitad del plato debe ser frutas y verduras; un cuarto, la proteína y el otro cuarto, el cereal. Y aquí insiste en que no hay alimentos malos, “lo malo es la proporción y frecuencia en la que se come y cómo se consume”.
  5. La alimentación en niños con actividad física normal debe aportar entre 1,500 y 2,000 calorías; si se trata de un joven sedentario, el aporte calórico debe reducirse para que no aumente de peso. Y en el caso de menores muy activos, puede subir hasta 2,600 calorías, agrega. 
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba