Loader
Autoestima

Aprender a disfrutar de tu compañía es esencial

Vales mucho (¡nunca lo dudes!), y reconocerlo es el primer paso; una experta en salud mental brinda sus mejores consejos

Photo
La verdadera felicidad solo viene de ti. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La autocrítica, cuando excede los límites, es nociva. Así lo afirma la psicóloga clínica, doctora Kevia Calderón.

“Tendemos a ser más críticos con nosotros mismos que con los demás. Podemos consolar y apoyar a nuestros amigos y familiares, recordándoles que no tienen que ser perfectos, que son maravillosos y valiosos tal como son; no obstante, no hacemos lo mismo cuando se trata de hablarnos a nosotros’’, dice.

Si autocriticándote, piensas que serás más eficiente y efectivo, advierte la psicóloga clínica, te equivocas. ‘’Algunas investigaciones han revelado que el ser extremadamente críticos tiene efectos en nuestro organismo que, en ocasiones, pueden elevar la presión arterial, e impactar tu salud. Con el paso del tiempo pudiéramos llegar a experimentar síntomas de depresión’’, informa.

‘’Es importante, aprender a reconocer que existen muchas voces y exigencias, que demandan de nosotros un sinnúmero de cosas, pero la clave es no dejarnos arrastrar por ellas. Nunca podremos complacer a todos, no somos perfectos, ni estamos llamados a serlo. Sin embargo, es importante aprender a reconocer las áreas en las que podemos mejorar, aquello que nos puede ayudar a ser mejor personas y a sentirnos más satisfechos, sin menospreciar lo que somos’’, aconseja.

Ante esto, ‘’se recomienda que tratemos de ser más compasivos y menos críticos y que resaltemos los aspectos positivos de nuestro ser”, abunda.

Por otra parte, “aprender a evaluar las cosas en su justa perspectiva, reconociendo que no todo saldrá bien y que la vida está llena de altibajos nos ayuda a tener una actitud más realista y menos idealizada, por lo tanto, más sosegada y dirigida a ser felices aun cuando no lo tenemos todo o no salen las cosas como esperamos. Debemos recordar que estar felices con lo que tenemos o con quienes somos no significa que no tengamos anhelos o deseos de crecer o mejor, significa que no condicionaremos nuestra felicidad o el amor propio a la adquisición de dichos anhelos, metas o bienes materiales”, advierte.

A continuación, la doctora Calderón brinda sus mejores consejos:

La verdadera felicidad solo viene de ti. No podemos depender de estar acompañados o de recibir los halagos y el reconocimiento de otros para poder sentirnos bien. Debemos aprender a reconocer nuestros atributos y virtudes, y a valorarnos.

1. Aprende a tener contacto con tus emociones

Toma tiempo para conocerte: ¿Qué te disgusta y a qué responde ese disgusto? ¿Desde cuándo está presente? ¿Qué cosas sueles tolerar en otros, pero en ti no? ¿Qué personas significativas en tu vida te han hecho sentir mal contigo mismo, con lo que piensas, lo que te gusta y cómo eres? ¿Cuánto de lo que dicen esas personas ha llegado a ser parte de la evaluación que haces de ti mismo? Estas son preguntas que nos pueden ayudar a conocernos un poco más y descubrir aquellas cosas que no nos permiten sentirnos cómodos y satisfechos. Por otra parte, preguntas tales como: ¿Qué te agrada de ti? ¿Qué cualidades positivas o destrezas posees? ¿Qué cosas de ti tienden atraer a las personas?, nos ayudaran a tener una idea más clara de nuestros aspectos positivos y comenzar a valorarnos más. 

2. Acepta tu humanidad

Aceptar nuestra humanidad es aceptar que somos imperfectos, que cometemos errores, que no siempre haremos lo correcto de la manera correcta y que es imposible agradar a todos. No obstante, siempre tenemos la posibilidad de trabajar para ser mejores personas. Evalúa qué cosas puede cambiar o mejorar y trabaja en ello.  Haz las paces con aquellas cosas que sabes que no puedes cambiar, como por ejemplo: algún defecto físico, tu historia de vida, etc.

3. No gastes energía tratando de ser como crees que los demás quieren que seas

Esa es una tarea difícil de alcanzar. No bases tu felicidad, ni lo que piensan de ti en las expectativas y creencias de los demás. Ten cuidado con las voces que escuchas y aquello que influye en tu toma de decisiones y en cómo te evalúas a ti mismo.

4. Cuida de ti

Toma tiempo para hacer cosas que representen cuidado, tales como llevar una alimentación sana, hacer ejercicios y actividades recreativas.  Hazlo con la consciencia de que al cuidarte estas valorando quien eres y  lo mucho que importas.

5. Potencia tus fortalezas

Reconoce tus virtudes y trabaja en continuar desarrollando destrezas.

6. Piensa positivo

Trabaja con tus pensamientos negativos. En ocasiones los pensamientos negativos son tan fuertes  que opacan las cosas positivas que muchas veces son más y mayores que las negativas. Cuestiona esos pensamientos negativos una vez surjan.

7. Involúcrate como voluntario en asociaciones benéficas y de ayuda a la comunidad

Esto te ayudará a sentirte útil y te recordará lo afortunado que eres, una vez conozcas las situaciones que viven otros menos afortunados.

8. Aprecia lo que tienes sin concentrarte en lo que no tienes

Mantén una actitud agradecida en todo momento. Las investigaciones revelan que las personas que son agradecidas tienden a ser más felices.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba