Loader
Salud Mental

11 características del THDH que se ponen al servicio de los empleos

La condición lleva a las personas a comportarse de una manera que sería muy positiva para los trabajos

Photo
Es clave que las personas con TDAH logren encontrar un trabajo que vaya a la par con su forma de comportarse y con su condición.
  • Compartir esta nota:

Las personas diagnosticadas con el Trastorno del Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) tiene mucho que aportar en sus trabajos y en la profesión que decidan practicar. Es por eso que es clave que estas personas logren encontrar un trabajo que vaya a la par con su forma de comportarse y con su condición, de manera que puedan sacarle el máximo a sus fortalezas y sobresalgan en sus labores.

Por un lado, los pacientes con TDAH pueden distraerse muchos y les da dificultad para concentrarse, y por otro lado, podrían ser hiperactivos, donde no pueden quedarse quietos por mucho tiempo, hablan mucho y son excesivamente activos. Además, pueden tener una combinación de ambas características.
Sin embargo, esto no es impedimento para desempeñarse bien en un trabajo.  “Conozco, he trabajado y he tenido pacientes con TDAH que aportan muchos elementos positivos en el trabajo”, indicó la psicóloga Margarita Francia Martínez. “El que reconoce que tiene la condición, que busca cómo sacarle provecho a sus habilidades y que, además, busca cómo canalizar sus áreas de dificultad o de crecimiento, puede ser muy exitosa”.

Características importantes

Según la doctora Francia Martínez estas son las características más importantes de los pacientes TDAH que podrían ayudar a las empresas:
1. Pueden ser personas muy inteligentes, que tienen una capacidad enorme para poder estar en varios canales a la vez. Si lo saben manejar y moldear, eso puede ser un acierto en cualquier empresa.
2. Son personas que necesitan llevar a cabo actividades donde puedan ser creativas y no se tienen que adherir necesariamente a estar sentados en un escritorio de ocho a cinco, sino que necesitan libertad de movimiento e imaginación. 
3. Pueden ser  “multitasking” y siempre están buscando estímulos nuevos, ya que tienden a cansarse de las cosas y siempre están pensando en ideas nuevas. Eso puede ser algo que se utilice a favor. Tener en una empresa esas personas que mantienen esa frescura y esas ideas nuevas, también aportan mucho a los grupos de trabajo.
4. Por lo general, les gusta estar en contacto con diferentes personas y tienen mucha facilidad para tener relaciones interpersonales efectivas. 
5. Los que son bien activos tienen mucha energía, y cuando tú tienes al lado tuyo a alguien así, que te habla y te contagia con ese vigor, puede ser un elemento positivo. 
6. Generalmente son personas optimistas.
7. Al no estar pendientes a los detalles de situaciones que ocurrieron en el pasado, tienden a no ser rencorosos. Esto significa que pudo haber tenido una discusión con alguien y se le olvidó.
8. Suelen resultar simpáticos y hacen reír a la gente. Son personas muy amigables y a la gente le gusta estar alrededor de ellos.
9. Por su ánimo, tienden a estar motivados, lo que genera cambios en los demás. Como no toleran mucho el aburrimiento, buscan la manera de que aquello que se está tornando monótono, dé un giro y sea menos pesado.
10. Por lo general, aprenden bastante rápido. 
11. Muchos de ellos pueden trabajar bajo presión y les gusta estar en el filo de la navaja.

Debe tratarse

Si la condición de TDAH no se trata o si la persona no tiene las herramientas adecuadas para controlar su forma de actuar, se podría convertir en algo negativo para la persona. “Otras características que podrían resultar problemáticas en los trabajos, como la tendencia a dejar las cosas para después, tener dificultad para concentrarse o para terminar los trabajos, podrían tener solución por medio de la psicoterapia”, comentó la psicóloga. “Por medio de estrategias cognitivas conceptuales se pueden lograr muchos cambios significativos y positivos en la vida de ellos. Por ejemplo, se les promueve el que desarrollen destrezas para estar más atentos al tiempo, como poner más alarmas para estar pendientes para cumplir con los ‘deadlines’. Claro está, es algo que requiere de la voluntad de la persona, y que también, dentro del área del trabajo se puedan topar con supervisores y personas que tengan la sensibilidad para entender que no todos somos iguales”. 

En los trabajos
Desde el punto de vista de las empresas y patronos, la situación es una que no se plantea directamente, a menos que haya un acercamiento de parte empleado para indicarlo.
“Las organizaciones no le van a dar un trato diferente a estas personas a menos que haya una situación de muchos años y un médico le diga al patrono que el empleado  no debería hacer cierto tipo de funciones. Ahí entonces se tiene que ver si el empleado cualifica bajo la Ley ADA para un acomodo razonable”, comentó Grisel Castro, presidenta de la Sociedad para la Gerencia de Recursos Humanos, Capítulo de Puerto Rico (SHRM). “Pero, de lo contrario, se consideran personas comunes y corrientes que vienen a hacer una labor y que se desempeñan como el resto de los empleados”. 

Al final del día, según indicó Castro, lo que las organizaciones hacen es evaluar cuáles son las competencias y las destrezas que tienen cada uno de los integrantes de la organización.  De esa forma buscan  ver dónde pueden maximizar esas fortalezas en funciones o tareas que tengan relación con las características positivas de sus empleados. “Porque toda organización lo que quiere es maximizar sus recursos, llevarlos a su máximo nivel en términos de resultados, algo que a la larga implicará que será una organización exitosa”, concluyó la directora de Recursos Humanos de la empresa Validation and Engineering Group. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba